La evolución de las manos

A pesar de las diferencias aparentes, nuestras manos comparten un mismo origen y desarrollo embrionario con los apéndices de los gatos, delfines o lémures.

A pesar de las diferencias aparentes, nuestras manos comparten un mismo origen y desarrollo embrionario con los apéndices de los gatos, delfines o lémures.

La evolución de las manos. La mano que tenemos en común

Compártelo

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de National Geographic España?