Galería de fotos

Osos pardos en los Pirineos

El fotógrafo Oriol Alamany ha logrado retratar a dos ejemplares jóvenes en el corazón del valle de Arán.

1 / 4

1 / 4

osopardo01

osopardo01

Una hembra joven pasea a última hora de la tarde por un prado salpicado de narcisos, junto a un torrente cargado de las aguas procedentes del deshielo. Todo indica que se trata de Noisette, una osa de un año y medio de edad, hija de Hvala.

Oriol Alamany

2 / 4

osopardo02

osopardo02

Cada año al inicio de la primavera, los miembros de DEPANA observan el territorio en busca de osos. Oriol Muntané, Fran Capdevila, Eulàlia Vicens y Marc Alonso (de izquierda a derecha) rastrean el paisaje con prismáticos en el valle de Torán.

Oriol Alamany

3 / 4

osopardo03

osopardo03

Un macho, seguramente Nhèu, hermano de Noisette y también hijo de Hvala, deambula cerca de un enorme pino negro, levantando las piedras alfombradas de líquenes en busca de raíces e insectos que le sirvan de alimento.

Oriol Alamany

4 / 4

osopardo04

osopardo04

Por segundo año consecutivo los pastores del valle de Arán (arriba, en Baguergue) reúnen sus rebaños y los protegen con ayuda de perros pastores y mastines. Así se ha reducido el número de bajas causadas por los ataques de los osos.

Oriol Alamany

El fotógrafo Oriol Alamany ha logrado retratar a dos ejemplares jóvenes en el corazón del valle de Arán.

Apenas hay unos veinticinco osos pardos en los Pirineos, y fotografiarlos es una empresa harto difícil en un área tan vasta.