Ilustración

Nuestra variedad alimentaria, cada vez más escasa

Con nuestra creciente dependencia de un puñado de variedades comerciales de frutas y verduras, miles de variedades tradicionales han desaparecido.

Nuestra variedad alimentaria, cada vez más escasa
Con nuestra creciente dependencia de un puñado de variedades comerciales de frutas y verduras, miles de variedades tradicionales han desaparecido. Es difícil saber cuántas exactamente se han perdido a lo largo del último siglo, pero un estudio realizado en 1983 por la Fundación Internacional para el Progreso Rural permite vislumbrar el alcance del problema. El estudio comparaba el catálogo de variedades de semillas vendidas por las casas comerciales de Estados Unidos en 1903, según recopilación del Departamento de Agricultura, con las listas del Laboratorio Nacional de Almacenaje de Semillas de 1983. Había datos de 66 cultivos, y la conclusión fue que alrededor del 93 % de las variedades se habían extinguido. Ahora se necesitan estudios más actualizados.