Galería de fotos

Imágenes del desastre

Mira una galería de imágenes que documentan el desastre de la plataforma "Deepwater Horizon" (el mayor vertido marítimo accidental de la historia) y sus consecuencias.

1 / 24

1 / 24

vertido01

vertido01

La plataforma petrolífera Deepwater Horizon, valorada en 560 millones de dólares, arde tras el reventón del pozo el 20 de abril. Once operarios murieron a consecuencia de la explosión y el posterior incendio. El 22 de abril la plataforma se hundió en el mar.

Gerald Herbert / AP Images

2 / 24

vertido02

vertido02

Una columna de humo emana del petróleo superficial que queman los equipos de limpieza cerca de la Deepwater Horizon. El pozo escupió casi cinco millones de barriles: el mayor vertido marítimo accidental registrado en el mundo.

Joel Sartore

3 / 24

vertido03

vertido03

Pasarán años antes de que se conozcan los daños que el vertido de crudo ha causado en la fauna de la zona.

Joel Sartore

4 / 24

vertido04

vertido04

«Podías ver cómo la vida agonizaba», recuerda el funcionario local P. J. Hahn, quien sin dudarlo se lanzó a rescatar a este pelícano alcatraz completamente cubierto de petróleo en la isla Queen Bess, en Luisiana. El ave sobrevivió.

Joel Sartore

5 / 24

vertido05

vertido05

Un camarón de algo más de un centímetro nada entre glóbulos de crudo. Se ignora aún cuáles serán los efectos del vertido sobre los huevos y las larvas de camarones, cangrejos y peces, especies de vital importancia para la economía local.

David Liittschwager

6 / 24

vertido06

vertido06

Unos delfines mulares surcan las aguas contaminadas en Chandeleur Sound, Luisiana. Un delfín adulto puede pesar hasta 270 kilos. Por su tamaño, sólo unos pocos fueron rescatados y trasladados a una zona de agua limpia.

Alex Brandon / AP Images

7 / 24

vertido07

vertido07

Con los caladeros cerrados tras el vertido, los pescadores de la parroquia de St. Bernard, en Luisiana, asistieron el 1 de mayo a una sesión de formación de BP para tareas de limpieza; luego se unieron a una plegaria improvisada dirigida por el arzobispo.

Tyrone Turner

8 / 24

vertido08

vertido08

«Mezcla dos partes de arena blanca como el azúcar con una parte de cristalino mar azul», reza un folleto turístico de Orange Beach, Alabama. A comienzos de junio, la Deepwater Horizon añadió petróleo a la receta.

Tyrone Turner

9 / 24

vertido09

vertido09

Tres frascos llenos de formaldehído hablan del retroceso de la vida en la columna de agua, a unos 145 kilómetros al norte del pozo. La muestra del 4 de mayo (extremo izquierda), recogida por el laboratorio marino de Dauphin Island, Alabama, presenta una cantidad normal de plancton (animales y plantas diminutos que son la base de la cadena alimentaria del mar). El frasco del 2 de junio contiene menos de la mitad que el primero (un 40 %), y el del 28 de junio ha bajado al 10 %. El plancton no sobrevive en agua hipóxica (con poco oxígeno). En este caso, la hipoxia se debe probablemente a la acción de los microbios que digieren el petróleo y el metano del vertido.

David Liittschwager

10 / 24

vertido10

vertido10

Las muestras de agua recogidas a 10 metros de profundidad, el 28 de junio, presentaban una floreciente población de crustáceos minúsculos llamados copépodos.

David Liittschwager

11 / 24

vertido11

vertido11

Seis kilómetros más abajo había un estrato hipóxico prácticamente desprovisto de vida. A mayor profundidad, es más probable que persista la hipoxia.

David Liittschwager

12 / 24

vertido12

vertido12

Los canales abiertos a través de Golden Meadow (Luisiana) y de otras localidades albergan oleoductos y gasoductos que transportan la producción de los pozos marinos. Su presencia implica una fragmentación de los humedales, uno de los muchos factores que contribuyen al declive del delta del Mississippi.

Joel Sartore

13 / 24

vertido13

vertido13

A mediados de junio el petróleo impregna los herbazales de las marismas cerca de Myrtle Grove, Luisiana. El oleaje ha empujado tierra adentro la barrera absorbente, antes blanca, que los operarios de limpieza colocaron en la orilla.

Joel Sartore

14 / 24

vertido14

vertido14

Un ejemplar joven de tortuga marina yace muerto entre el petróleo, en la bahía Barataria, en Luisiana. Más de 500 tortugas murieron en el área del vertido. El 2 de agosto se habían trasladado a playas limpias los huevos de 134 nidos de tortuga y se habían liberado 2.134 crías.

Joel Sartore

15 / 24

vertido15

vertido15

Unos operarios recogen pompones absorbentes en la bahía Barataria. A sus pies serpentean las barreras
de absorción. A finales de julio se habían recogido casi 36 millones de kilos de residuos sólidos.

Joel Sartore

16 / 24

vertido16

vertido16

El biólogo David Hayden, del Departamento de Pesca y Vida Salvaje de Luisiana, rescata a un pelícano alcatraz petroleado frente a la costa de la isla Queen Bess. El ave irá a un centro de recuperación, donde lo limpiarán con detergente y luego lo liberarán.

C.C. Lockwood

17 / 24

vertido17

vertido17

El crudo llegó a los humedales de Luisiana a mediados de mayo. Los barcos de BP tendieron barreras amarillas y naranjas para acorralarlo, y blancas para absorberlo. Cubrió la vegetación, pero a mediados de julio había brotes nuevos.

Ted Jackson / Times-Picayune

18 / 24

vertido18

vertido18

Cangrejo azul petroleado en el Parque Estatal de Grand Isle, Luisiana.

C.C. Lockwood

19 / 24

vertido19

vertido19

Unos operarios limpian el petróleo de la vegetación en la parroquia de St. Tammany. Un portavoz del gobierno local reconoce que parece absurdo usar bayetas para «limpiar 7.000 millones de briznas de hierba», pero sirvió para calibrar el alcance de la contaminación de los herbazales, que resultó ser reducido, y obtener muestras de crudo para su análisis.

Scott Threlkeld / Times-Picayune

20 / 24

vertido20

vertido20

La isla Cat, una isla de barrera de la bahía Barataria cercana a Gran Isle, además de colonia de nidificación de aves, está rodeada de barreras de contención y absorción flotantes. La barrera naranja repele el crudo, la blanca lo absorbe. Las islas de barrera son cruciales para el ecosistema del golfo de México, porque protegen las marismas de las tempestades oceánicas y de la erosión.

Joel Sartore

21 / 24

vertido21

vertido21

Pollos de pelícano alcatraz manchados de crudo se agolpan en la isla Cat, isla de barrera que constituye el punto más occidental de la Costa Marina Nacional de las Islas del Golfo, un área protegida. Detrás, varios pollos intactos.

Joel Sartore

22 / 24

vertido22

vertido22

Un pelícano alcatraz descansa en el Centro de Rehabilitación de Aves Fort Jackson, en Buras, Luisiana. Sólo se ha recuperado y liberado una pequeña parte de las aves. Aún no se sabe cómo afectarán a la reproducción el crudo y los dispersantes.

Joel Sartore

23 / 24

vertido23

vertido23

Una ola de petróleo rompe en la playa de Gulf Shores, Alabama, el 25 de junio. Con el tiempo, el crudo residual enterrado en la arena o los sedimentos puede salir de nuevo a la superficie.

Tyrone Turner

24 / 24

vertido24

vertido24

Los equipos de perforación de BP queman el petróleo y gas metano de la superficie del agua directamente por encima de la cabeza del pozo. En junio, las llamaradas podían verse desde una distancia de 8 kilómetros.

David Liittschwager

28 de septiembre de 2010

Las mayores reservas de petróleo descubiertas en décadas en Estados Unidos yacen en el golfo de México, uno de los lugares más peligrosos del mundo para perforar.