En el límite

sandy

sandy

6 de noviembre de 2013

Los muelles de madera no tienen nada que hacer frente a una gran tormenta. El año pasado el huracán Sandy destrozó al menos 20 de estas estructuras en las costas de Nueva York y Nueva Jersey, entre ellas el Casino Pier de Seaside Heights. La Agencia Federal de Gestión de Emergencias calcula que gastará más de 50 millones de dólares en reconstruirlos con materiales más duraderos, como hormigón, acero y maderas nobles.

Las autoridades locales afirman que los paseos marítimos y muelles de madera son un importante pilar económico. La pregunta es: ¿tiene sentido reconstruirlos?. «Les pasará lo mismo», dice Orrin Pilkey. Este geólogo también ve un inconveniente en los métodos de construcción más permanentes: si el nivel del mar sube tal y como se prevé, unas estructuras más arraigadas harán que la gente tarde más en trasladarse hacia el interior. —Daniel Stone