Hemeroteca

Elefantes de selva

Elefantes de selva

Elefantes de selva

En un recóndito claro de bosque de la República Centroafricana, la bióloga Andrea Turkalo observa la vida de unos animales en peligro, que hasta hace poco sólo habían sido vislumbrados a través de los árboles.

"Antes se decía que las comunidades humanas de África eran como islas rodeadas de elefantes –recuerda Andrea Turkalo, de la Wildlife Conservation Society-. Ahora, es lo contrario." Y lo sabe bien, pues efectúa estudios pioneros sobre elefantes de selva en Dzanga Bai, un recóndito claro de 250 por 500 metros en un reducto de las reservas de bosque lluvioso del África central. Cuando llegó aquí hace casi diez años, se sabía poco de Loxodonta africana cyclotis, primo pequeño del elefante de sabana y tal vez un tercio de los 600.000 elefantes africanos que quedan. Muy diseminados entre la densa vegetación, los elefantes de selva son extremadamente difíciles de estudiar. Durante años, los investigadores se consideraban afortunados por el solo hecho de atisbar, o como mucho observar, un ejemplar, y basaban sus limitadas conclusiones en pruebas indirectas, como excrementos y rastros de comida. Entonces Turkalo levantó un campamento en Dzanga Bai, en el Parque Nacional Dzanga-Ndoki, donde los elefantes se reúnen para beber y obtener minerales del suelo. Lea el artículo completo en la revista.