Hemeroteca

El rorcual aliblanco

El rorcual aliblanco

El rorcual aliblanco

Esta criatura marina, esbelta y de rápida reproducción, cuenta con una población de más de un millón de ejemplares. Por ello, las naciones balleneras, encabezadas por Noruega y Japón, presionan para que se ponga fin a la prohibición de la caza de la ballena con fines comerciales. Aunque otras especies siguen estando en peligro de extinción, los rorcuales aliblancos son con mucho las ballenas más abundantes, y se pueden encontrar en todos los océanos.

Junto a la isla de San Juan, en el Puget Sound de Washington, una fina niebla roza la pequeña embarcación, y luego se disipa. El vapor semeja una tenue voluta de arco iris y huele a brécol hervido. El esquife se agita sobre Salmon Bank, donde las aguas frías y ricas en nutrientes afloran desde las profundidades y originan una densa cadena alimentaria. Ponemos rumbo a estribor, hacia un tumulto plateado de arenques. Los salmones, los tiburones, o ambos pueden haber forzado a subir hasta la superficie a este cardumen de peces inmaduros. Éstos atraen rápidamente a aves de vista aguda capaces de sumergirse –alcas, araos y cormoranes–, lo que los induce a arremolinarse. Una foca común que se revuelve entre el remolino de arenques con la boca abierta, se echa súbitamente a un lado. Las aves emprenden el vuelo. Un instante después, una ballena emerge como una explosión; a continuación, se sumerge y desaparece, dejando tras de sí un anillo de olas con escamas de peces que brillan en el centro. Una vez más, aparece el aroma a brécol hervido.Lea el artículo completo en la revista.