Hemeroteca

El lugar más árido de la Tierra

El lugar más árido de la Tierra

El lugar más árido de la Tierra

En algunas áreas del desierto chileno de Atacama no ha caído una gota de lluvia desde que el hombre lleva registro de la pluviometría. Pero de algún modo, un millón de personas consigue exprimir los recursos a esta tierra abrasada, que en el siglo pasado fue el insólito motor de la economía de la nación.

El niño está sentado. Viste prendas de lana y lleva un sombrero negro de cuatro puntas finamente tejido y rematado con una pequeña pluma. A su lado hay un cesto de mazorcas, una bolsa de cuerda de nudos y un azadón fabricado a partir de un maxilar de llama. Unos cabellos morenos asoman por debajo de una máscara metálica cuya función era ahuyentar a los malos espíritus en el más allá. Antes de que los arqueólogos descubrieran este diminuto cadáver en 1985, el sol del desierto de Atacama socarró su desprotegida tumba durante más de 500 años. La momia pertenece a una cultura localizada entre el Pacífico y los Andes que logró forjarse una vida en unas tierras donde la vida no debería existir.El desierto de Atacama, una extensión de unos 1.000 kilómetros entre la frontera meridional de Perú y el norte de Chile, se eleva desde una delgada plataforma costera hasta las pampas, unas yermas llanuras hendidas por gargantas fluviales alfombradas de sedimentos minerales procedentes de los Andes.Lea el artículo completo en la revista.