Hemeroteca

El interior de Oregón

El interior de Oregón

El interior de Oregón

Una tierra donde el viento es un compañero constante y el agua tan escasa como la gente.

Un espacio en blanco en mi mapa de carreteras, sugerencia de que aquí sólo existe el vacío, fue lo que me atrajo a este lago poco profundo en el sudeste de Oregón, que es, al menos según una definición, el lugar más remoto de los estados de la Unión (sin contar Alaska y Hawai). Estoy tan lejos de una autopista interestatal como es posible estarlo, a unos 250 kilómetros.Este es el corazón del desierto alto de Oregón, desde donde me pondré en camino rumbo al este, hacia la blancura que los cartógrafos indican mostrando cómo las carreteras asfaltadas la rodean, si no se alejan. Éste no es el Oregón de los sesenta tonos de verde resultado de lluvia, lluvia y lluvia; es el otro Oregón, un espacio deformado por procesos volcánicos hace menos de 30 millones de años y convertido en desierto por la sombra de lluvia proyectada por la cordillera de las Cascadas, situada al oeste.Lea el artículo completo en la revista.