Hemeroteca

El despertar de Rusia

El despertar de Rusia

El despertar de Rusia

En los diez años transcurridos desde la desaparición de la URSS, Rusia ha vivido una auténtica revolución económica y social. Hoy, un decenio después del gran cambio, resurge con restaurantes de lujo, cibercafés, Santa Claus y nuevos vicios sociales.

Desde fuera, el Instituto de Matemáticas de Akademgorodok presenta un aspecto muy similar al que tenía en el apogeo de la era soviética: un largo edificio monolítico de cuatro plantas, que sintetizaba el poder intelectual del régimen comunista. Tras la fundación en Siberia, en 1958, de Akademgorodok, o la Ciudad Académica, varias decenas de institutos como éste desarrollaban una intensa actividad investigadora que constituía el sostén del complejo militar-industrial soviético y ayudó a la URSS a erigirse en superpotencia.En la década de los noventa, al desaparecer la Unión Soviética, el instituto y Akademgorodok se convirtieron en símbolos del declive de la ciencia rusa y del ocaso de un gran estado. La financiación gubernamental se redujo drásticamente y los empobrecidos investigadores emigraron a ultramar o abandonaron la ciencia en una multitudinaria fuga de cerebros.Pero diez años después del desmoronamiento de la URSS, al entrar en el Instituto de Matemáticas se percibe que está ocurriendo algo singular.Lea el artículo completo en la revista.