Hemeroteca

El Danubio

El Danubio

El Danubio

Fuente de vida natural e importante vía de transporte comercial, este río de contrastes nace en la Selva Negra, deja atrás castillos alemanes cargados de historia y atraviesa el centro y el este de Europa para ir a morir al mar Negro. Pese a sufrir todavía los estragos de los bombardeos de la OTAN que azotaron los Balcanes en 1999, el río continúa siendo una pieza fundamental en el sistema económico de los estados de la cuenca del Danubio.

A veces no resulta fácil determinar dónde comienza el curso de un río. Con el Danubio es doblemente difícil, ya que nace de dos fuentes rivales que discurren por las laderas de la Selva Negra, en Alemania. Tal ambigüedad parece apropiada para un río como el Danubio, difícil de definir. Su nombre evoca elegantes parejas bailando valses en la noche vienesa del siglo XIX, y a lo largo del primer tercio de sus casi 2.900 kilómetros hasta el mar Negro sigue un curso idílico por pueblos pintorescos y castillos de cuento. Pero hay otro Danubio, principalmente en la Europa del Este, deteriorado por la contaminación y la guerra. Los bombardeos de la OTAN contra Yugoslavia en 1999 destruyeron edificios industriales, causando el vertido de contaminantes al río, y tres puentes principales, lo que interrumpió negocios millonarios.El Danubio ya tenía una personalidad dual antes de los bombardeos: área recreativa para nadar y pasear en barca, también es un río productivo, con pescadores, barcazas de transporte comercial, centrales eléctricas y astilleros.Lea el artículo completo en la revista.