Editorial: el poder de la voz

Julio 2012

editorialjulio2012

editorialjulio2012

22 de junio de 2012

Lynn Johnson habla con calma, en tono reflexivo y voz baja, pero no demasiado baja. Te cautiva. No quieres perderte una sola palabra. Sus imágenes también seducen y te incitan a captar hasta el último matiz. Son intuitivas, inteligentes y, sobre todo, profundamente humanas.

Teníamos claro que Lynn debía ser la autora de las fotos del artículo de este mes «Voces que se extinguen». También sabíamos que no iba a ser fácil. Al fin y al cabo, ¿cómo plasmar en imágenes un texto sobre el lenguaje hablado? Las lenguas vernáculas están en peligro. Los lingüistas calculan que casi la mitad de las lenguas del mundo desaparecerá antes de que acabe este siglo. El reto de Lynn Johnson era hacer ver lo que normalmente solo se oye.

Ella superó con creces todas las expectativas, y además logró que el desafío pareciera un trabajo fácil. ¿Cómo lo consigue?

La fotografía, asegura, no es tan distinta de la meditación. «El secreto está en tener la mente siempre preparada. Empiezas por conocer la historia, y a partir de ahí solo hay que mostrar respeto hacia lo que ves y hacia quien ves.»

La última frase es la clave de su éxito. Sus modelos perciben al momento ese respeto y por eso confían en ella. La prueba está en las mismas fotografías. La intimidad que capta solo es posible gracias a una relación cimentada en la confianza. ¿Cómo se llega a ese punto? «Siendo una misma –asegura Lynn–. Cuanto más auténtica seas, mayor confianza transmitirás a los demás. Una premisa básica: no hay lugar para la manipulación.»

Miren sus imágenes con atención. Resplandecen e irradian ternura.Y lo más importante: por arte de magia dan voz a quienes corren el peligro de perder la suya para siempre.