Hemeroteca

Edén de coral

Edén de coral

Edén de coral

Los arrecifes de coral rivalizan en diversidad de vida con los bosques lluviosos tropicales, y en ningún lugar son tan espectaculares como en el Pacífico occidental tropical.

Un pólipo de coral es un animal que puede ser tan pequeño como la uña del dedo de un bebé, provisto de boca y de tentáculos que le sirven para capturar el plancton y la materia orgánica suspendidos en el agua. Secreta carbonato cálcico para formar una "casa", un esqueleto tan duro como el hormigón. Al morir, crece otra generación sobre su esqueleto. Billones de pólipos durante incontables millones de generaciones han construido estructuras que, en escala, superan la arquitectura de cualquier otro ser vivo, incluido el hombre.Sus ciudades, los arrecifes, prosperan en las aguas cálidas y someras a ambos lados del ecuador, pero la distribución de los corales es irregular. En el mar Caribe existen unas 67 especies, frente a las 450 que hay en los océanos Pacífico e Índico, alrededor de Malaysia, Indonesia, Filipinas, Papúa y Nueva Guinea y Australia. Según la bióloga marina Eugenie Clark, esta región representa "el epicentro evolutivo de la vida coralina de nuestro planeta. Cuanto más se aleja uno de ese centro, menor es el número de especies."Lea el artículo completo en la revista.