Hemeroteca

Desvelando el universo

Desvelando el universo

Desvelando el universo

Los astrónomos proclaman que su laboratorio es el universo mismo. Sus objetos de investigación: agujeros negros, estrellas en explosión y mundos extraterrestres que podrían albergar vida inteligente.

Gary Puniwai se sienta, abrigado contra el frío, ante los controles del telescopio más potente del mundo, en la cima del pico más alto del Pacífico. En el cielo oriental, Orión el Cazador gira sobre el horizonte. Cuando era un niño, el propio Puniwai cazaba cerdos y carneros salvajes en esta montaña. Hoy, como operador del telescopio Keck I, de 10 metros de diámetro, persigue presas más exóticas a través del vacío cósmico. Noche tras noche, Puniwai atiende cinco monitores de ordenador, manejando el ratón para apuntar el segmento abierto de la cúpula de 635 toneladas métricas hacia agujeros negros, estrellas en explosión, fuentes explosivas de rayos gamma, los lugares donde se ocultan mundos extraños y otros fenómenos que son el objetivo de un desfile internacional de astrónomos visitantes. Pero esta noche la enorme cúpula no se moverá.Hace pocos días, una peligrosa combinación de niebla, tormentas de nieve, fuertes vendavales y traicioneras placas de hielo, difíciles de ver en las carreteras de los alrededores que discurren por los márgenes de acantilados, han forzado a todo el mundo a abandonar la cima y retirarse más abajo, al campamento base. Esto ha significado paralizar la docena de telescopios que se alzan aquí, a 4.205 metros de altura en el volcán dormido Mauna Kea, en la isla de Hawai.Lea el artículo completo en la revista.