Hemeroteca

Coral en peligro

Coral en peligro

Coral en peligro

Los arrecifes de coral influyen de muchas maneras en nuestra vida. Sin embargo, un número alarmante de ellos han sido degradados o destruidos.

En el arco norte de las montañas Bighorn, cerca de los límites entre Wyoming y Montana, descendimos por una cuerda unos 25 metros en la oscuridad. Don Minchow, un espeleólogo local, me guiaba por las profundidades, mientras la luz de mi casco hacía resplandecer cristales de yeso. Al final de un largo descenso, lo encontré boca arriba señalando las estrías en forma de media luna incrustadas en la roca."Conchas", dijo Minchow, mientras yo me apretujaba a su lado. A continuación, comenzamos a distinguir porciones de coral. Pese a encontrarnos a unos 1.500 kilómetros de distancia y a 1.500 metros por encima del océano más cercano, nos hallábamos ante un arrecife de aguas cálidas. Tenía unos 350 millones de años de antigüedad. Empujado hacia arriba desde los mares que cubrían el interior de América del Norte en el período mississippiense, este grueso estrato de roca caliza se conoce como formación Madison. Más arrecifes fósiles de períodos diversos emergen como afloramientos desde el Caribe hasta los Territorios del Noroeste. A lo largo de la historia geológica, diversos organismos marinos han creado arrecifes. Pero hoy, el elemento clave son los corales, los animales que ayudaron a crear el mundo.Lea el artículo completo en la revista.