Hemeroteca

Civilizada Dinamarca

Civilizada Dinamarca

Civilizada Dinamarca

El pequeño país escandinavo, espejo de limpieza y prosperidad, parece rayar en la perfección. Excepto en invierno.

Dinamarca es un pequeño país con unos 5.250.000 habitantes que viven en una placentera península verde, dos islas grandes y muchas pequeñas al norte de Alemania, entre el mar del Norte y el Báltico. Es un importante productor de jamón, queso y porcelana, una nación de luteranos impíos, una sociedad democrática a la que irritan la riqueza y los privilegios, con una dinastía reinante que se remonta al año 935 d.C. La península es Jutlandia; las dos islas son Sjaelland, en la que se encuentra Copenhague, y Fionia. Un país hermoso y civilizado, cuyo único elemento indómito es el mar. El país entero apenas alcanza los 43.000 kilómetros cuadrados, y la vida en él se divide en dos períodos, el Verano Dorado y la Gran Oscuridad, que se prolonga desde finales del otoño hasta mediados de la primavera. Durante los meses de juventud y belleza, cuando el cielo está iluminado casi hasta las once de la noche, los daneses acuden a las playas, comen en sus jardines, toman el sol y se sienten pulcros y elegantes, y los demás meses, cuando van y vienen del trabajo en la oscuridad y bajo la lluvia, tratan de seguir adelante sin dejarse vencer por la melancolía.Lea el artículo completo en la revista.