Hemeroteca

Cisjordania

Cisjordania

Cisjordania

Ocupado desde 1967, el corazón de un futuro estado palestino se ha convertido en escenario de la desesperación. Los israelíes han ido estableciendo asentamientos de colonos entre la población palestina y han ejercido un inhumano control sobre sus tierras, a lo que los palestinos han respondido con sucesivas oleadas de atentados suicidas.

Pese a centrar toda la atención internacional, la franja de Gaza y Cisjordania, territorios ocupados por Israel desde la guerra de los Seis Días en junio de 1967, cubren una superficie relativamente reducida. Gaza, hogar de 1,1 millones de palestinos y de 7.000 colonos judíos (que ocupan el 25% de las tierras) sólo tiene 42 kilómetros de longitud. Atravesar Cisjordania de norte a sur por la carretera 60, que conecta las ciudades históricas de Jenín, Nabulus, Belén y Hebrón, lleva cuatro horas. Y recorrerla de este a oeste por una de las modernas autopistas que van desde el río Jordán hasta la llamada Línea Verde, que marca la frontera con Israel, cuesta treinta minutos.Pero para la mayoría de las personas que viven aquí, tiempo y distancia se miden de otro modo. Los 2,2 millones de palestinos de Cisjordania y Jerusalén este tienen prohibido el acceso a casi toda la carretera 60, así como a otras muchas vías construidas para uso exclusivo de los 376.000 israelíes asentados en estas tierras durante los últimos 35 años.Lea el artículo completo en la revista.