Hemeroteca

Cazadores de galaxias

Cazadores de galaxias

Cazadores de galaxias

Ayudados por poderosos telescopios y superordenadores, una nueva generación de científicos encabeza una revolución cósmica al plantearse cómo evolucionó el universo. Mediante técnicas de computación empleadas en los laboratorios de armas nucleares, han creado imágenes tridimensionales de la formación del universo.

Imaginemos un universo sin estrellas, ni galaxias, ni luz. Sólo una negra sopa de gases primordiales inmersos en un mar de materia invisible. Transcurridos unos cientos de miles de años desde el deslumbrante estallido del big bang, el universo se sumió en una oscuridad que duró casi 500 millones de años. Entonces sucedió algo que lo cambió todo, algo que condujo a la formación no sólo de estrellas y galaxias, sino también de planetas, personas, begonias y lagartos. ¿Qué fue lo que ocurrió? En diversas áreas del conocimiento científico están apareciendo pistas que ayudan a componer este rompecabezas, uno de los más fundamentales de la cosmología. Mediante simulaciones efectuadas con superordenadores, los teóricos han reproducido las etapas de formación de las primeras estrellas y galaxias. Los astrónomos han utilizado los nuevos telescopios gigantes para viajar hacia atrás en el tiempo, en busca de las primeras galaxias. Lea el artículo completo en la revista.