Hemeroteca

Atracción animal

Atracción animal

Atracción animal

Los machos hacen cualquier cosa por vencer en el juego del apareamiento: cantar, bailar, luchar con un rival, construir una casa u ofrecer regalos. Pero es la hembra la que elige cuál será el mejor padre para su progenie. Por este motivo los machos suelen presentar barrocos ornamentos, contradiciendo así las reglas darwinianas de la supervivencia. Fue precisamente Darwin quien por vez primera aventuró una explicación a dicha contradicción en su teoría de la selección sexual.

Es un ventoso día de primavera en el outback de Australia, uno de esos días en que parece que está a punto de llover, aunque hace meses que no cae ni una gota, y la tierra está parda y reseca. En algunos animales, como las ranas, una primavera seca puede ralentizar o incluso suprimir las inclinaciones amorosas propias de esta época del año. Pero la falta de lluvia no ha disuadido a los machos de pájaro jardinero de capilla.Al abrigo de viejos pimenteros, espinos y bosquecillos de adelfas, estos pájaros han construido con hierbas secas complicadas arenas en forma de U, de unos 30 a 35 centímetros de alto por 30 a 50 de largo. Las han decorado con pilas de vértebras de oveja blanqueadas por el sol, papel de aluminio brillante, anillas de latas de cerveza y fragmentos de parabrisas rotos. Las pérgolas o cabañas más imaginativas exhiben piezas particularmente seductoras: un tenedor de plata, viejos casquillos de bala y vidrios rojos, azules y morados de tonalidades intensas.Lea el artículo completo en la revista.