Hemeroteca

Asia Central al descubierto

Asia Central al descubierto

Asia Central al descubierto

Afganistán, Kazajstán, Kirguizistán, Pakistán, Tadzhikistán, Turkmenistán y Uzbekistán. Desde los kazakos en el norte hasta los pashto en Pakistán, más de un centenar de grupos étnicos consideran estas tierras llenas de historia, los Stan, como su hogar.

Los siete Stan forman un grupo muy dispar. Tan sólo Kazajstán, uno de los cinco Stan nacidos hace diez años con el desmembramiento de la Unión Soviética, parece tener un futuro próspero gracias a sus enormes reservas de petróleo. Algún día Turkmenistán también podría ser un país rico –tiene gas natural en abundancia–, pero de momento vive anclado en el autoritarismo. Pakistán debe ser considerado el Stan más poderoso, al poseer un gran ejército e incluso armas nucleares; pero es también un país inestable y violento. Dos de las antiguas repúblicas soviéticas, Tadzhikistán y Kirguizistán, van camino de convertirse en países dependientes de la generosidad de sus acreedores internacionales. Después de 23 años de conflictos Afganistán es el más necesitado de los Stan, el caparazón vacío de un estado con millones de minas incrustadas en su territorio.El denominador común de los Stan es la aridez de su paisaje, formado por grandes extensiones desérticas atravesadas por imponentes cadenas montañosas: el Hindu Kush, el Pamir y el Safid Kuh. Las montañas significan vida. El agua del deshielo alimenta los ríos que abastecen a ciudades y cultivos; en Pakistán, el Indo da vida a una de las regiones con más regadío del planeta.Lea el artículo completo en la revista.