Apadrina un olivo

olivo

olivo

Es bien conocido el elevado índice de despoblación que sufren muchas áreas rurales en España. Las consecuencias de este fenómeno son múltiples, entre ellas el abandono del campo y de las actividades rurales, en especial las relacionadas con la agricultura familiar. Este es también el motivo de que miles de olivos en todo el territorio estén abandonados. Sólo en el municipio de Oliete, en la provincia de Teruel, hay unos 100.000 olivos centenarios en fincas que hoy nadie gestiona. Ante esta situación, un grupo de jóvenes emprendedores ha iniciado el proyecto solidario “Apadrina un Olivo” con el objetivo de revertir el abandono del olivar turolense en una iniciativa de desarrollo rural sostenible.

Más información

En la Tierra hay 60.065 especies de árboles

En nuestro planeta hay 60.065 especies de árboles

«Elegimos iniciar el proyecto en el olivar de Teruel porque es un territorio que conocemos bien –explica Alberto Alfonso, uno de los cuatro impulsores de la iniciativa, junto con Adrián Martín, Pablo García-Nieto y José Alfredo–. Toda mi vida y la de mi familia ha estado relacionada con el cultivo del olivar en el bajo Aragón. He visto desaparecer la vid y el cultivo de la manzana, y debido al grave estado de abandono del olivar, pensamos en esta idea para salvar el olivar centenario de Teruel y a la vez generar empleo y evitar la desaparición de estos pequeños núcleos rurales con escasas vías de futuro.»

La campaña online que se detalla en www.apadrinaunolivo.org ofrece la posibilidad de apadrinar un olivo durante un año por 49,90 euros. Y la solidaridad tiene recompensa: el “padrino” podrá ver y hacer un seguimiento del árbol a través de la aplicación para Android “Mi Olivo” o visitarlo in situ, en el campo, si le apetece. También obtendrá a cambio el aceite que su olivo produzca y la satisfacción de saber que su aportación servirá para financiar las tareas de poda, labranza y cuidados especializados de unos árboles que se espera vuelvan a rendir al 100%. La iniciativa ya ha generado cinco puestos de trabajo y afronta en esta primera fase la recuperación de 1.500 ejemplares de olivo centenario.