Hemeroteca

Animales planeadores

Animales planeadores

Animales planeadores

Diversas criaturas del bosque lluvioso de Borneo han desarrollado, por evolución, distintas formas que les permiten desplazarse desafiando la gravedad. Aunque les resulta imposible volar por sí mismos, como las aves o los murciélagos, sí consiguen mover todo su peso corporal de tal modo que pueden ir de un árbol a otro sin necesidad de bajar al suelo y subir de nuevo.

La serpiente avanzó por la rama bajo la luz moteada del bosque lluvioso de Borneo. De pronto se dejó caer por el borde, agarrándose con la cola, y después se lanzó al aire húmedo. Al empezar a caer cambió de forma: las vértebras se extendieron y el cuerpo se aplanó mientras planeaba. Para quien tema a las serpientes habría sido una pesadilla; para mí era un sueño hecho realidad.Desde la primera vez que visité Borneo en 1987 he sentido curiosidad por la extraordinaria diversidad de animales planeadores de esta isla. Y no es que sea fácil verlos. La mayoría tiene una coloración críptica, son nocturnos o se ocultan en el dosel. Durante mis años como biólogo de campo, tuve encuentros breves y emocionantes con ellos: una ardilla voladora gigante que atisbé elevándose al atardecer; el geco volador que planeó hasta el interior de mi cabaña en el bosque y aterrizó en mi espalda; dos serpientes voladoras del paraíso en una rama situada a 30 metros en un árbol junto al que yo trepaba; un colugo emitiendo un chillido sobrenatural mientras escapaba del ataque de una rapaz diurna.Lea el artículo completo en la revista.