Hemeroteca

Amelia Earhart

Amelia Earhart

Amelia Earhart

La aviadora más famosa del mundo desapareció sobre el Pacífico en 1937. Su muerte prematura contribuyó a que sus hazañas pioneras no fueran olvidadas.

La mañana del 2 de julio de 1937, en Lae, en la isla de Nueva Guinea, Amelia Earhart puso en marcha los motores de su Lockheed Electra. Escuchó unos momentos el rugir cavernoso, un sonido que una vez había comparado con la poesía, y enfiló la pista con su plateado avión. El Electra, que, con casi 4.000 litros de combustible, iba muy cargado, avanzó pesadamente hacia un rocoso acantilado marino que marcaba el final de la pista. A menos de 50 metros del precipicio, Earhart elevó su máquina por los aires. Tras descender brevemente, el avión inició el lento pero firme ascenso hacia las nubes. Unos minutos más tarde había desaparecido de la vista. Un reducido grupo de espectadores prorrumpió en una ovación.Earhart y su navegante, Fred Noonan, se dirigían a la isla Howland, un trayecto de 4.113 kilómetros y la etapa más larga de su viaje alrededor del planeta. Ningún hombre había pilotado aún un avión alrededor del mundo por su círculo más ancho, el ecuador, como estaba haciendo Earhart, ni ninguna mujer podía vanagloriarse de haber circunvolado el globo. Lea el artículo completo en la revista.