Hemeroteca

Africanos en París

Africanos en París

Africanos en París

En Châteaux Rouge, el barrio histórico de los africanos en París, gentes procedentes de países distintos y lejanos, con diferentes valores, culturas y religiones, tratan de simultanear sus formas de vida tradicionales con las propias de una gran capital europea, siempre con la esperanza de regresar a sus lugares de origen.

África se me presenta fría y lluviosa, a mi llegada una mañana de mayo. No he precisado tomar el avión; me ha bastado con un corto viaje en metro. Me he apeado en Barbès, en la frontera entre el Magreb y el África negra. Un negro de unos 30 años camina con paso decidido por el andén. Cubre sus rastas con un gorro de lana azul. Lleva un abrigo de corte militar. Se abre paso a gritos, no sé si arengando o amenazando a los demás viajeros, que se apartan prudentemente. El tipo sujeta una botella de whisky, a modo de estandarte, y la blande a cada juramento. Aunque la botella ya va por la mitad, él apenas se tambalea.Parada en lo alto de la escalera, una mujer con un bebé en un cochecito se dispone a bajar los escalones. Los pasajeros la adelantan sin tan siquiera mirarla, cuando de pronto aparece el bebedor de whisky y, sin que medie entre ellos una palabra, cambia de mano la botella y agarra el cochecito por la parte delantera para ayudar a la madre a transportarlo hasta la salida. Una vez allí, prosigue su camino vociferando de nuevo contra el mundo entero, excepto, hay que suponer, mujeres y niños.Lea el artículo completo en la revista.