El largo periplo de las anguilas

Una larva de anguila de unas pocas semanas

Una larva de anguila de unas pocas semanas

Foto: David Doubilet

Con unos 8.000 kilómetros de longitud, la ruta migratoria de las anguilas europeas es extremadamente larga y desconocida

Desde hace más de 10 años, un grupo de científicos investiga los entresijos de una odisea que empieza en otoño en la cuenca de muchos ríos europeos y termina varios meses después en el mar de los Sargazos, el único mar de la Tierra sin línea costera que lo delimite. Ubicado en el corazón del océano Atlántico, sus fronteras las marcan tres grandes corrientes marinas: la del Golfo, la del Atlántico Norte y la de Canarias. Para desvelar este misterioso viaje, los investigadores colocaron transmisores a 707 ejemplares adultos que fueron soltados en distintos ríos europeos. De estos, 80 pudieron ser seguidos con detalle.

Más información

Cómo criar un pescado de calidad

Cómo criar un pescado de calidad


«Las anguilas siguen una rutina a la hora de trasladarse. De día nadan en las profundidades del océano, y durante la noche, en aguas menos profundas», dice Javier Lobón-Cerviá, del Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN) del CSIC, uno de los investigadores del proyecto. Hasta ahora se creía que estos peces te­­leósteos realizaban ese recorrido en cuatro meses, pero en realidad pueden tardar casi un año en alcanzar su meta. «Cada anguila va a su ritmo, recorriendo entre tres y 47 kilómetros diarios. Así, una gran cantidad llega a los Sargazos en primavera, donde desovan entre diciembre y febrero, pero otras lo hacen mucho más tarde», explica el científico. Por el camino, muchas son depredadas. Ley de vida.