Cómo reducir el consumo de plástico en las familias con niños

Te damos 10 buenos consejos para reducir el desmesurado uso de plásticos a nivel familiar

1 / 10
evitar-pajitas-plastico. Fuera pajitas

1 / 10

Fuera pajitas

Según datos de Greenpeace España, nuestro país consume más de 5.000 millones de pajitas de plástico al año. Salvo que sea por imperativo médico –y aun así existen pajitas de papel o metálicas–, lo mejor es acostumbrar a los niños  a que beban sin ella.

Foto: AP Images

helado-cucurucho. Los helados, mejor en cucurucho

2 / 10

Los helados, mejor en cucurucho

En las heladerías la mejor opción es elegir un cucurucho en vez de un vasito con una cuchara de plástico. Parece un gesto que no mejorará el medio ambiente, pero cualquier pequeño acto es importante en la lucha contra el uso abusivo de plásticos.

Foto: Gtres

reciclaje-niños. Limpieza comunitaria

3 / 10

Limpieza comunitaria

Estas acciones, además de limpiar el entorno y sensibilizar sobre los comportamientos incívicos, también pueden cambiar las leyes. Los grupos que realizan las limpiezas pesan los desechos recogidos, lo que ayuda a las autoridades responsables a tomar decisiones sobre leyes que animen a las personas a generar menos basura y a deshacerse de ella de forma correcta. En Europa se celebra cada cada año la Semana Europea de la Prevención de Residuos con acciones como las limpiezas programadas de espacios públicos. Estas acciones son una manera muy interesante de que los más pequeños aprendan la importancia de los residuos.

Foto: Gtres

botella-reutilizable. Menos botellas

4 / 10

Menos botellas

Las botellas de agua reutilizables están a la orden del día: son baratas, evitan residuos plásticos y las hay de mil formas, tamaños y modelos. Lo mejor es dejar que los niños escojan una y se responsabilicen de ella. 

Foto: Gtres

mejor-dulce-casero-plastico. Bolsas de cumpleaños, ¿son necesarias?

5 / 10

Bolsas de cumpleaños, ¿son necesarias?

Muchas personas regalan bolsas de golosinas y regalos en las fiestas de cumpleaños. Unos días después de la fiesta, esos pequeños juguetes de plástico que acompañan a las golosinas y sus envoltorios terminan en la basura. Elegir algún obsequio que no sea de plástico, como golosinas o dulces caseros es la mejor opción. Seguro que, además, son más saludables.

Foto: AP Images

envase-compra-online. Comprar con la cabeza

6 / 10

Comprar con la cabeza

Los artículos que compramos por Internet y nos envían a casa a menudo vienen envueltos en plástico. Existen alternativas, como comprar juguetes de segunda mano, compartir algunos de ellos, fabricar juguetes caseros con elementos cotidianos o incluso pedir cosas prestadas.

Foto: Gtres

bocadillo-almuerzo. La merienda de los niños

7 / 10

La merienda de los niños

Utilizar envoltorios de tela para los bocadillos de media mañana o de la merienda o poner una pieza de fruta en una bolsa de tela son dos alternativas a los clásicos envoltorios de plástico. Incluso pueden confeccionar y decorar ellos mismos las bolsas de tela, lo cual hará que se impliquen más en la lucha contra los plásticos.

Foto: Gtres

juguetes-playa-plástico. Juguetes en la playa

8 / 10

Juguetes en la playa

En la playa, lo mejor es siempre asegurarse que los cubos, palas, rastrillos, pelotas y flotadores de plástico no se los lleva el mar, y que no se quedan olvidados. Implicar a los niños en el cuidado de los juguetes sirve además para que tomen conciencia y ganen responsabilidades con la edad.

Foto: Gtres

contenedores-reciclaje. Un buen reciclaje

9 / 10

Un buen reciclaje

No todos los plásticos se pueden reciclar, pero muchos sí lo son. Informarse y comentarlo con los niños puede animar a los más pequeños a reciclar y hablarlo con sus amigos y profesores. 

Foto: Gtres

bolsa-super-tela-. Compra a granel

10 / 10

Compra a granel

Los productos como legumbres, cereales, pasta, arroz, frutos secos…, se pueden comprar a granel. Para involucrar a los niños en la compra de los productos llevando de casa los propios envases se les puede pedir que decoren los recipientes en función de qué vayan a contener. Además de estimular su creatividad se les conciencia de la importancia del consumo responsable.

Foto: Gtres

juguetes-playa-plástico

Cómo reducir el consumo de plástico en las familias con niños

Es muy posible que en casa uséis pajitas de plástico, botellas de agua y bolsas de plástico, y que tras un breve uso, a veces de apenas unos minutos, no volváis a utilizarlos. Estos artículos de un solo uso no desaparecen cuando los tiras a la basura y representan más del 40% de los desechos de plástico. Cada año, más de ocho millones de toneladas de basura plástica acaban en el océano. Estos residuos ponen en peligro la fauna marina, contaminan el agua y amenazan la salud humana.

Las estadísticas son aterradoras, pero tienes un arma secreta perfecta para frenar el uso del plástico en tu familia: tus hijos.

Muchos niños se preocupan por los animales –desde luego no quieren ver a una tortuga marina sufriendo porque tiene una pajita de plástico clavada en un orificio nasal– y cada vez son más conscientes de que están heredando un planeta en crisis. Pequeños cambios en las rutinas familiares pueden ayudar a que a tus hijos tengan un importante papel en la lucha contra el plástico. Podéis empezar con estos consejos.

Ahogados en un mar de plástico

Más información

Ahogados en un mar de plástico

17

Fotografías

Compártelo

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de National Geographic España?