Un diente preneandertal: el fósil humano más antiguo hallado en Francia

diente

diente

4 de septiembre de 2015

Fue en 1971 cuando en Caune de l’Arago, una cueva situada cerca de la localidad francesa de Tautavel, en los Pirineos orientales, se encontraron unos restos fósiles de unos 450.000 años de antigüedad pertenecientes a una especie de homínido preneandertal (aunque los neandertales no fueron necesariamente sus descendientes) que se bautizó con el nombre de hombre de Tautavel. Su clasificación en el complejo árbol genealógico humano inauguró entonces un intenso debate entre los expertos. Ahora, 44 años después, dos jóvenes estudiantes voluntarios que participaban en unas excavaciones dirigidas por el Centro Europeo de Investigaciones Prehistóricas de Tautavel han encontrado en el mismo lugar un diente que supera esa datación: tiene entre 550.000 y 580.000 años de antigüedad, lo que lo convierte en el fósil humano más antiguo hallado en Francia. Camille Jacquey y Valentin Loescher, de 16 y 20 años respectivamente, mostraron su descubrimiento a la responsable de la excavación, la paleoantropóloga Amélie Vialet, quien enseguida reconoció la gran importancia del hallazgo. El diente es un incisivo y perteneció a un adulto, no se sabe si hombre o mujer «Sin duda es un gran descubrimiento acerca de nuestros ancestros europeos de aquel período», dice Vialet. Un hallazgo que proporcionará nueva luz sobre los homínidos de Tautavel, considerados hoy representantes de la especie Homo heidelbergensis (a la que pertenecen también los restos fósiles hallados en la Sima de los Huesos de Atapuerca), sobre los cuales todavía quedan muchas preguntas por responder. Camille y Valentin están contentos de haber contribuido a desvelar nuevos secretos en la cueva de l’Arago. «Pero, en fin, no hicimos más que estar en la sección correcta en el momento adecuado», dice Valentin.