Revelación en Angkor Wat

arte

arte

Construido hace nueve siglos en lo que hoy es Camboya, el templo de Angkor Wat atrae a millones de visitantes al año. Algunos son devotos peregrinos que van a orar al recinto sagrado, originalmente hinduista y dedicado al dios Vishnú y después convertido en templo budista. Otros acuden para admirar sus famosos bajorrelieves, una obra maestra del arte jemer. Hoy, además, un equipo arqueológico estudia in situ las cerca de 200 pinturas murales del siglo XVI borradas casi por completo por el tiempo y el clima tropical.

Para verlas, Noel Hidalgo Tan, experto en arte rupestre y director del estudio, emplea una técnica que combina la fotografía digital con los análisis informáticos. «Lo que en su día parecía una tenue mancha en la pared resultó ser las figuras de dos elefantes y una orquesta de músicos jemeres», dice. El estudio de las pinturas podría desvelar si se trata de testimonios dispuestos al azar por los peregrinos o de los restos de un programa iconográfico. Tan tiene la teoría de que algunas obras son el encargo de un rey.