Arqueología

Hallazgo en las cuevas de Mustang

Beca ngs

actualidadbecangs

actualidadbecangs

31 de enero de 2011

El arqueólogo Mark Aldenderfer emprendió el año pasado la exploración de unas cuevas remotas situadas en la pared de un acantilado en el distrito nepalí de Mustang, con la esperanza de encontrar restos humanos cerca de un antiguo asentamiento del Himalaya. Casi de inmediato, a 3.960 metros de altura, se topó con un cráneo que asomaba a través de la roca. Posiblemente de 2.500 años de antigüedad, figuraba entre los numerosos huesos humanos amontonados en el interior de varias cuevas con enterramientos. Aldenderfer y su equipo confían en que el análisis del ADN les ayude a desentrañar el origen de los habitantes de esa región aislada, procedentes quizá de la mesetadel Tibet o de algún lugar del sur.
Cerca de allí, unos colegas de Aldenderfer encontraron en 2008 unos 8.000 manuscritos de al menos 500 años de antigüedad, similares a uno que fue hallado en 2010 (abajo). Su contenido aún está siendo descifrado, pero los expertos creen que podría aportar valiosa información sobre el bon, la religión autóctona del antiguo Tibet, anterior al budismo, que aún pervive en lugares aislados. —Hannah Bloch

 

En la región de Mustang, en el norte de Nepal, se han utilizado las cuevas como vivienda desde tiempos antiguos. En la imagen, cuevas de Choser, en la zona de Dhawalagiri.

 

Foto: Christophe Boisvieux / Gtres