Galería de fotos

Titanic: esplendor dorado

Ahora y antes

1 / 6

1 / 6

GALLERIATITANIC01. Un Titanic nunca visto

Un Titanic nunca visto

Cargada de carámbanos de óxido, un ancla de 15 toneladas cuelga del costado de babor del barco. El ancla de estribor se utilizó en las escalas de Cherburgo (Francia) y Queenstown (Irlanda), pero esta nunca se empleó. Sobre el sedimento del lecho marino yace una sección caída de la barandilla de acero de la proa.

Foto: Walden Media

2 / 6

GALLERIATITANIC02. Un Titanic nunca visto

Un Titanic nunca visto

La cubierta de paseo

Las luces de un sumergible penetran en los oxidados restos de la cubierta de paseo de primera clase del Titanic, que en su día fue tan atractiva como esta del Olympic (arriba derecha). Antes del hundimiento del Titanic las ventanas fueron abiertas, probablemente para cargar los botes salvavidas. Por una de ellas sacó el millonario John Jacob Astor IV a su esposa de 18 años y la puso en el bote número 4. Él permaneció a bordo y murió.

3 / 6

GALLERIATITANIC03. Un Titanic nunca visto

Un Titanic nunca visto

Cubierta de botes

Un único pescante sobrevive en la cubierta superior a la de paseo. Se necesitaban dos pescantes como este, uno en cada extremo del bote, para arriar un bote salvavidas al mar. El de la imagen se usó para bajar el bote plegable C, en el que J. Bruce Ismay, presidente de la compañía propietaria del Titanic, consiguió salvarse. Cables y poleas unen los pescantes del Olympic con dos de sus botes salvavidas (arriba, derecha).

4 / 6

GALLERIATITANIC04. Un Titanic nunca visto

Un Titanic nunca visto

Los baños turcos

Baldosas de cerámica enmarcadas en madera de teca resplandecen en la zona de baños termales de primera clase. «Por primera vez en cien años, vemos lo mismo que vieron los pasajeros en 1912», dice Ken Marschall, quien creó vistas de los interiores combinando múltiples fotos individuales. El esplendor oriental de la zona termal del Olympic (arriba, derecha) inspiró el nombre de «baños turcos» en las instalaciones de ambos barcos.

5 / 6

GALERIATITANIC06. Un Titanic nunca visto

Un Titanic nunca visto

Navegando entre lujos

Sobre la chimenea eléctrica de la elegante suite de los Straus, parecida a esta del Olympic (arriba, derecha), se conserva intacto un reloj dorado. Isidor Straus, uno de los dueños de los grandes almacenes Macy’s, y su esposa, Ida, murieron juntos tras rehusar ella a subir a un bote salvavidas sin su marido. Al hallar el cuerpo de él, vestía abrigo forrado de piel, traje gris, botas marrones y calcetines negros de seda.

 

6 / 6

GALERIATITANIC06. Un Titanic nunca visto

Un Titanic nunca visto

Mientras el Titanic zarpa del puerto de Southampton, los fotógrafos inmortalizan el momento desde un barco cercano. Cinco días después, este símbolo de una edad dorada, de unos años de progreso y opulencia, yacía en el fondo del Atlántico Norte. «La historia del Titanic siempre se recordará», dice Robert Ballard.

Foto: © ©National Museums Northern Ireland, Collection Harland and Wolff, Ulster Folk & Transport Museum

Ahora y antes

(Estas imágenes no pueden ser utilizadas sin permiso de National Geographic y no pueden ser reproducidas por televisión.)

Más información sobre cómo fueron los cinco días de vida del Titanic en el Gran Reportaje que le dedicó National Geographic y todos los detalles reales en los que se basó la película de Titanic en el relato en primera persona de su director, James Cameron..