Londres

Zapatos de otras épocas

Una muestra en el Museo Victoria & Albert explora "el aspecto agonizante que supone llevar zapatos, pero también la euforia y obsesión que pueden inspirar"

1 / 4

1 / 4

«Zapatos: placer y dolor»

«Zapatos: placer y dolor»

Sandalia dorada del Antiguo Egipto, fechada entre el año 30 a.C. y el 300 d.C.

© VICTORIA AND ALBERT MUSEUM, LONDON

2 / 4

«Zapatos: placer y dolor»

«Zapatos: placer y dolor»

Chapines con plataformas vertiginosas, confeccionados con cuero perforado y pino tallado, procedentes de Venecia y fechados alrededor del año 1600.

© VICTORIA AND ALBERT MUSEUM, LONDON

3 / 4

«Zapatos: placer y dolor»

«Zapatos: placer y dolor»

Padukas tradicionales de la India, del siglo XIX, con plata y oro sobre madera.

© VICTORIA AND ALBERT MUSEUM, LONDON

4 / 4

«Zapatos: placer y dolor»

«Zapatos: placer y dolor»

Zapatos futuristas de Andreia Chaves, de 2011.

© FOTO: ANDREW BRADLEY / VICTORIA AND ALBERT MUSEUM, LONDON

Una muestra en el Museo Victoria & Albert explora "el aspecto agonizante que supone llevar zapatos, pero también la euforia y obsesión que pueden inspirar"

En las narraciones fantásticas, los zapatos pueden transformar las vidas de sus portadores por arte de magia, como le ocurre a la Cenicienta. En otros cuentos de hadas, sus protagonistas pueden volar gracias a ellos. Los zapatos han sido siempre indicadores del estatus de una persona y por ello Luis XIV utilizó zapatos de tacón. También tienen la capacidad de seducir y pueden ser objetos de fetichismo. "Los zapatos son uno de los aspectos más reveladores de la vestimenta. Son objetos bonitos, esculturales y poderosos indicadores del género, estatus, identidad, gusto e incluso preferencia sexual. La elección de los zapatos nos puede ayudar a proyectar una imagen de lo que queremos ser", explica Helen Persson, comisaria de la exposición Zapatos: placer y dolor, hasta el 31 de enero de 2016 en el Museo Victoria & Albert de Londres.

Una sandalia del Antiguo Egipto

La muestra reúne más de 250 pares de zapatos históricos y contemporáneos procedentes de todo el mundo, algunos expuestos por primera vez. El calzado que se exhibe abarca más de 2.000 años, desde una sandalia del Antiguo Egipto, decorada con lámina de oro, hasta diseños futuristas creados con una impresora 3D. Entre los zapatos históricos se pueden contemplar los célebres zapatos chinos para pies vendados, chapines del siglo XVI con plataformas vertiginosas para mantener el volumen de las faldas y zapatos de tacón al estilo Pompadour, denominados así en honor a Madame de Pompadour, una cortesana francesa del siglo XVIII que fue amante del rey Luis XV. "La exposición explora el aspecto agonizante que supone llevar zapatos, pero también la euforia y obsesión que pueden inspirar", expresa el museo londinense en un comunicado.