Berlín

Uruk renace en Berlín

La muestra "Uruk, 5.000 años de la megalópolis" celebra 100 años de excavaciones arqueológicas en la ciudad más antigua de la historia

1 / 4

1 / 4

«Uruk, 5.000 años de la megalópolis»

«Uruk, 5.000 años de la megalópolis»

Descubrimiento de una estatuilla de un sumo sacerdote en el interior de una vasija.

© DEUTSCHES ARCHÄOLOGISCHES INSTITUT, ORIENT ABTEILUNG / STAATLICHE MUSEEN ZU BERLIN

2 / 4

«Uruk, 5.000 años de la megalópolis»

«Uruk, 5.000 años de la megalópolis»

Máscara de Humbaba, del II milenio a.C.

 

© THE TRUSTEES OF THE BRITISH MUSEUM / STAATLICHE MUSEEN ZU BERLIN

3 / 4

«Uruk, 5.000 años de la megalópolis»

«Uruk, 5.000 años de la megalópolis»

Cabeza de carnero, procedente de Uruk-Warka (c. 3000 a.C.).

© STAATLICHE MUSEEN ZU BERLIN, VORDERASIATISCHES MUSEUM / OLAF M. TEßMER

4 / 4

«Uruk, 5.000 años de la megalópolis»

«Uruk, 5.000 años de la megalópolis»

Reconstrucción digital del templo seléucida del dios Anu, en el siglo III-II a.C. 

© ARTEFACTS-BERLIN.DE / DEUTSCHES ARCHÄEOLOGISCHES INSTITUT / STAATLICHE MUSEEN ZU BERLIN

6 de mayo de 2013

El Museo de Oriente Próximo (Vorderasiatisches Museum) de Berlín, ubicado en el Museo de Pérgamo, presenta la exposición Uruk, 5.000 años de la megalópolis, con el fin de conmemorar los 100 años de excavaciones arqueológicas en la antigua ciudad mesopotámica de Uruk, situada en la ribera oriental del río Éufrates, en la actual Warka, en Irak. Uruk es la ciudad conocida más antigua de la historia. Creció rápidamente en el IV milenio a.C. y a comienzos del III milenio a.C. contaba con unos 40.000 habitantes y ocupaba un área de 5,5 kilómetros cuadrados. Fue, por tanto, la ciudad más grande del mundo antiguo durante más de 2.000 años, solamente superada por Babilonia en el siglo VI a.C. La escritura cuneiforme, la primera muestra de escritura humana, se desarrolló en Uruk y su uso se extendió a otras regiones. El poema de Gilgamesh, uno de los más antiguos de la civilización, ha permitido conocer el pasado de Uruk. Su principal protagonista, Gilgamesh, el rey de Uruk, ha pasado a la historia por el imponente muro que, según se cuenta, construyó alrededor de Uruk. Las excavaciones arqueológicas, dirigidas desde finales de 1912 y comienzos de 1913 por la Sociedad Alemana de Oriente en Uruk-Warka, también han aportado información muy valiosa sobre esta ciudad.

La muestra reúne préstamos «espectaculares»

La exposición arranca con el mito de Gilgamesh y explica, a través de una serie de estructuras arquitectónicas y capítulos temáticos, los orígenes de la vida urbana y su desarrollo a lo largo de tres milenios. Su influencia religiosa y cultural perduró en el mundo helenístico. La dinastía seléucida, por ejemplo, erigió nuevos monumentos en honor a Inanna e Ishtar, los dioses de la ciudad, y Anu, el rey de los dioses. Los préstamos que se pueden admirar en la muestra son «espectaculares», según la organización. Reúne piezas excepcionales halladas en Uruk-Warka bajo tutela alemana y otras procedentes de los principales museos europeos, como el Museo del Louvre en París, el Museo Británico en Londres y el Museo Ashmolean en Oxford. En la muestra también se exhibirán reconstrucciones digitales del antiguo trazado de la ciudad y de sus monumentos más destacados, que han sido creadas por el Instituto Arqueológico Alemán en colaboración con el Centro Aeroespacial Alemán y la compañía privada Artefacts. La exposición se podrá visitar hasta el 8 de septiembre de 2013.