Unas obras en Tomares (Sevilla) sacan a la luz 19 ánforas con 600 kilos de monedas romanas

Las monedas de bronce fueron depositadas en ánforas en el siglo IV d.C. y según parece se ocultaron deliberadamente en un espacio subterráneo

Unas obras en el Parque Olivar del Zaudín, en el término municipal de Tomares (Sevilla), han propiciado el hallazgo casual de 19 ánforas con 600 kilos de monedas romanas de bronce en su interior, fechadas en un primer momento en el siglo IV d.C., según informó el pasado jueves en un comunicado la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía. "Una de las primeras hipótesis planteadas sitúa el conjunto como parte del pago de ejércitos o soldadas. Posiblemente, esta cantidad de monedas debió de estar bajo tutela de funcionarios de la administración pública de las estructuras municipales del Imperio romano en el Bajo Guadalquivir", indica el comunicado. Las monedas romanas fueron depositadas en ánforas, es decir, en unos recipientes que no se utilizaban para guardar dinero, y según parece se ocultaron deliberadamente en un espacio subterráneo. Y ahí permanecieron durante 17 siglos.

Se barajan varias hipótesis, pero la más probable es que sirvieron para pagar a la soldadesca

Las monedas son de bronce, la gran mayoría era de reciente acuñación y no habría estado en circulación y puede que algunas tengan un baño de plata. En el anverso aparecen las efigies de emperadores como Maximiano y Constantino y no se descarta a Diocleciano, pues las monedas aún no han sido catalogadas. En el reverso aparecen diversas alegorías romanas como la abundancia, según ha explicado a los medios Ana Navarro, la directora del Museo Arqueológico de Sevilla, donde se encuentran almacenadas las monedas, a la espera de un examen más riguroso. El conjunto numismático "constituye un documento único de primer orden del período tardorromano en la actual provincia de Sevilla" y semejante hallazgo de este período "no tiene paralelos hasta ahora en la historia de España", destaca el comunicado.