Madrid

Una muestra sobre la Villa de los Papiros de Herculano

La Casa del Lector explora el tema de la lectura y la escritura en la Antigua Roma a través de los hallazgos realizados en esta suntuosa residencia suburbana

1 / 4

1 / 4

«La Villa de los Papiros»

«La Villa de los Papiros»

El célebre retrato pompeyano de Terencio Neo con su esposa. 

© CASA DEL LECTOR

2 / 4

«La Villa de los Papiros»

«La Villa de los Papiros»

Pergamino carbonizado de la Villa de los Papiros de Herculano.

© CASA DEL LECTOR

3 / 4

«La Villa de los Papiros»

«La Villa de los Papiros»

Punzón utilizado para escribir en la Antigua Roma.

© CASA DEL LECTOR

4 / 4

«La Villa de los Papiros»

«La Villa de los Papiros»

Tintero utilizado en la Antigua Roma. 

© CASA DEL LECTOR

La Casa del Lector explora el tema de la lectura y la escritura en la Antigua Roma a través de los hallazgos realizados en esta suntuosa residencia suburbana

La erupción del Vesubio en el año 79 asoló Pompeya y Herculano y con su ceniza sepultó la llamada Villa de los Papiros, una lujosa residencia campestre situada a las afueras de esta última ciudad, llamada así porque alojaba una magnífica biblioteca formada por más de 1.800 papiros que resultaron carbonizados, pero se trata de la única biblioteca de la Antigüedad clásica que se ha conservado. Esta villa suburbana, que se extendía frente al mar, fue descubierta a mediados del siglo XVIII y las excavaciones corrieron a cargo del ingeniero suizo Karl Jacob Weber.

La Casa del Lector presenta la exposición La Villa de los Papiros, organizada conjuntamente con el Museo de Arqueología Virtual de Herculano (MAV), del 17 de octubre de 2013 al 23 de abril de 2014 en Matadero Madrid. La muestra, comisariada por Carlos García Gual y Nicola Oddati, explora el tema de la lectura y la escritura en la Antigua Roma, a través de la Villa de los Papiros, y en segundo lugar se centra en las excavaciones arqueológicas que se realizaron en el siglo XVIII y que dieron un nuevo impulso a la historia cultural de Europa. 

La primera parte de la exposición incluye una reconstrucción virtual de las distintas estancias de la Villa de los Papiros, elaborada a partir de las últimas excavaciones arqueológicas, y también útiles originales de escritura y una selección de pintura pompeyana en que destaca el célebre retrato pompeyano de Terencio Neo con su esposa. El único papiro desenrollado en su totalidad, de más de tres metros de longitud, ha viajado por primera vez desde la Biblioteca Nacional de Nápoles con motivo de esta exposición. 

En la segunda parte se exhiben los vaciados en yeso de las esculturas que se fueron descubriendo en la suntuosa Villa de los Papiros y que fueron enviados a Carlos III, además del plano original de la villa que dibujó Karl Weber. Una máquina para abrir los papiros, ideada por el padre escolapio Antonio Piaggio, también abandonará Nápoles por primera vez. El recorrido finaliza con una exposición bibliográfica que trata dos temas: la Stamperia Reale, el proyecto editorial de Carlos III en Nápoles, cuyos frutos más relevantes son los ocho volúmenes de Le antichità di Ercolano esposte (1757-1792), la obra que hizo posible el estilo neoclásico en toda Europa con la difusión de los descubrimientos de las ciudades vesubianas; y el impacto en toda Europa de las excavaciones hasta el año 1800, a través de las obras de los más destacados viajeros del Grand Tour, incluidos algunos españoles.