Madrid

Una muestra sobre el retrato cortesano en España

El Palacio Real de Madrid reúne algunos de los mejores ejemplos de este género pictórico, del siglo XV al XXI y de artistas como Antonio Moro, Velázquez, Mengs, Goya, Dalí y Antonio López

1 / 2

1 / 2

«El Retrato en las Colecciones Reales. De Juan de Flandes a Antonio López»

«El Retrato en las Colecciones Reales. De Juan de Flandes a Antonio López»

Carlos III como gran maestre de su Orden (1784), de Mariano Salvador Maella. 

© PATRIMONIO NACIONAL, PALACIO REAL DE MADRID

2 / 2

«El Retrato en las Colecciones Reales. De Juan de Flandes a Antonio López»

«El Retrato en las Colecciones Reales. De Juan de Flandes a Antonio López»

Carlos IV, cazador (1799), de Francisco de Goya.

© PATRIMONIO NACIONAL, PALACIO REAL DE MADRID

El Palacio Real de Madrid reúne algunos de los mejores ejemplos de este género pictórico, del siglo XV al XXI y de artistas como Antonio Moro, Velázquez, Mengs, Goya, Dalí y Antonio López

Patrimonio Nacional presenta la exposición El Retrato en las Colecciones Reales. De Juan de Flandes a Antonio López, visitable en el Palacio Real de Madrid hasta el 19 de abril de 2015. La muestra reúne algunos de los mejores ejemplos del retrato cortesano en España, desde el siglo XV al XXI, con obras maestras de artistas como Juan de Flandes, Antonio Moro, Sánchez Coello, Ribera, Velázquez, Mengs, Salvador Maella, Goya, Sorolla, Casas, Dalí y Antonio López. El recorrido, que se estructura principalmente en torno a la Casa de Austria y la Casa de Borbón, permite contemplar 114 obras, procedentes sobre todo de grandes palacios y monasterios madrileños, como el Palacio Real y El Escorial. El retrato pictórico prevalece en la muestra, pero también hay ejemplos de escultura, pequeños bronces, dibujos, grabados y tapices-retrato. La restauración de buena parte de las obras y el estudio completo de todas ellas han permitido documentar importantes hallazgos: documentación inédita, identificación de personajes y modelos, precisiones cronológicas y otros aspectos.

Velázquez y Goya, pintores de cámara

El género retratístico irrumpió con fuerza en la península Ibérica en el siglo XV, en un momento en que las monarquías reinantes de Castilla, Aragón y Navarra comprendieron la importancia que tenía el retrato para sus intereses políticos y dinásticos. Antonio Moro, partiendo de fórmulas tizianescas, creó un modelo de retrato que identificó a la dinastía Habsburgo española. En 1623 se produce un nuevo cambio con la llegada de Velázquez a la corte madrileña, cuyo estilo magistral pervivió hasta finales del siglo XVII. El retrato ecuestre propio de esa época, que se reservaba a los reyes y altos dignatarios, queda aquí representado por el Don Juan José de Austria, realizado por Ribera. Anton Raphael Mengs, uno de los más destacados retratistas del siglo XVIII, pintó en España diversas efigies de la Familia Real, varias de ellas del rey Carlos III. Le sucedió su hijo Carlos IV, quien nombró a Francisco de Goya como primer pintor de cámara. En la muestra se exponen dos ejemplares de la calidad más exquisita y del mayor refinamiento técnico. Por último, El príncipe de ensueño, de Salvador Dalí, y sobre todo La familia de Juan Carlos I, de Antonio López, son dos referencias en la retratística de Juan Carlos I, que representan el paso desde la transición democrática hasta la actualidad.