Irlanda

¿Una fosa común con cientos de marinos españoles?

Una leyenda local asegura que hay una fosa común en un cementerio al norte de Irlanda que contiene los restos de numerosos españoles que perecieron durante el naufragio de "La Girona", en 1588

1 / 5

1 / 5

Castillo de Dunluce

Castillo de Dunluce

Las ruinas del castillo de Dunluce se encuentran sobre un acantilado al norte de Irlanda.

© DEPARTMENT OF THE ENVIRONMENT, NORTH IRELAND

2 / 5

Dunluce

Dunluce

Reconstrucción artística del poblado de Dunluce en 1620.

© DEPARTMENT OF THE ENVIRONMENT, NORTH IRELAND

3 / 5

Dunluce

Dunluce

Excavación de la casa de un comerciante del siglo XVII en Dunluce.

© DEPARTMENT OF THE ENVIRONMENT, NORTH IRELAND

4 / 5

Dunluce

Dunluce

Lápida del cementerio de la iglesia de Saint Cuthbert tras ser sometida a una técnica de iluminación que permite leer su epitafio.

© DEPARTMENT OF THE ENVIRONMENT, NORTH IRELAND

5 / 5

Dunluce

Dunluce

Memorial en honor de un comerciante del siglo XVII.

© DEPARTMENT OF THE ENVIRONMENT, NORTH IRELAND

23 de septiembre de 2015

Las ruinas del castillo de Dunluce se encuentran sobre un acantilado rocoso al norte de Irlanda. La familia MacDonnell, de origen escocés, ocupó el castillo a finales del siglo XVI y a su alrededor creció un pequeño poblado con calles adoquinadas y formidables casas de piedra que alojaron a comerciantes escoceses. En el poblado había una iglesia, Saint Cuthbert, y un cementerio. Algunas lápidas siguen en pie. Cuenta la leyenda que en el cementerio hay una fosa común que contiene los restos de numerosos marinos españoles, puede que algo más de 200. Perecieron ahogados junto a la costa al naufragar el galeón La Girona en octubre de 1588, tras el fracaso de la Armada española de Felipe II. "Sólo podemos hacer conjeturas sobre el destino de aquellos marineros que no llegaron vivos a la costa, pero algunos relatos cuentan que unos 260 cuerpos fueron arrastrados hasta la playa", explica a este medio un equipo de arqueólogos del Departamento de Medio Ambiente de Irlanda del Norte. Los arqueólogos están investigando el asentamiento del siglo XVII que prosperó junto al castillo de Dunluce y buscan indicios de esta fosa tan misteriosa.

Se realizará un estudio geofísico

Los relatos de la época cuentan que unos cinco supervivientes llegaron a la costa y fueron recibidos por la familia MacDonnell, que vivía en el castillo de Dunluce y controlaba la zona. "Los MacDonnell, como fieles católicos que eran, simpatizaron con la causa española y prestaron ayuda a los supervivientes para que llegaran a Escocia", afirman los arqueólogos. "Dada esta simpatía de los MacDonnell hacia los españoles, resulta razonable pensar que a los fallecidos se les dio sepultura cristiana en algún cementerio cercano", añaden. Las piezas de este rompecabezas parecen encajar. En el antiguo cementerio de la iglesia de Saint Cuthbert hay "un área claramente visible", según los investigadores, que carece de lápidas y tradicionalmente se ha creído que ese emplazamiento esconde los cadáveres de La Girona. "Este lugar podría ser un objetivo importante en futuras investigaciones sobre el terreno. Aunque puede que nunca sepamos con certeza si los marineros están enterrados aquí, un estudio geofísico no intrusivo podría indicar la presencia de una gran fosa de enterramiento, que sería una prueba convincente a favor de la tradición", concluyen.