Valencia

Una exquisita selección de pintura flamenca

El Centro del Carmen de Valencia acoge la exposición "De Rubens a Van Dyck", de la colección Gerstenmaier, que reúne 59 piezas del siglo XV a principios del siglo XVIII

1 / 3

1 / 3

«De Rubens a Van Dyck»

«De Rubens a Van Dyck»

La Virgen de Cumberland, de Peter Paul Rubens.

© CONSORCI DE MUSEUS DE LA COMUNITAT VALENCIANA

2 / 3

«De Rubens a Van Dyck»

«De Rubens a Van Dyck»

Tríptico de la Adoración de los Reyes, correspondiente al círculo del maestro Von Groote. 

© CONSORCI DE MUSEUS DE LA COMUNITAT VALENCIANA

3 / 3

«De Rubens a Van Dyck»

«De Rubens a Van Dyck»

La muestra se exhibe en el Centro del Carmen de Valencia, un antiguo convento.

© CONSORCI DE MUSEUS DE LA COMUNITAT VALENCIANA

18 de junio de 2014

El Centro del Carmen de Valencia, un antiguo convento transformado en museo, acoge hasta el 26 de octubre la exposición De Rubens a Van Dyck, una exquisita selección de pintura flamenca procedente de la colección Gerstenmaier que reúne a maestros como Rubens, Van Dyck, Goltzius, Brueghel el Viejo, Joost de Momper el Joven y Martin de Vos. La muestra consta de 59 piezas, entre óleos y obra gráfica, del siglo XV a principios del siglo XVIII, que son un reflejo de los géneros más característicos de esta escuela: el arte religioso, la naturaleza muerta, el paisaje, la mitología y el retrato. 

En el ámbito religioso destaca el óleo La Virgen de Cumberland, de Peter Paul Rubens. Por otro lado, la obra Naturaleza muerta, de Jan van Kessel, es una de las piezas más importantes de la exposición, sobre todo por sus grandes dimensiones. Dentro del género de la naturaleza muerta, la pintura de flores fue una de las especialidades del arte de Flandes, debido al interés que se despertó en Europa a finales del siglo XVI con la importación de flores exóticas procedentes de Oriente Próximo, Asia y América. La pintura de animales y bodegones también gozó de una gran popularidad. Estas obras decoraron los palacios y las mansiones de la aristocracia y la nobleza, además de los castillos de cacería.

Los juegos de luces y sombras destacan en la pintura paisajística del siglo XVII, por ejemplo en Paisaje de montaña con mulas, una obra conjunta de Joost de Momper el Joven y Jan Brueghel el Viejo. Los flamencos también eran unos grandes maestros en el dominio de la técnica del grabado. En la muestra destacan dos series de grabados de Van Dyck sobre hombres ilustres, así como la serie de Hendrick Goltzius sobre temas mitológicos y alegóricos inspirados en los textos de Ovidio. La exposición se podrá ver en Alicante durante el último trimestre del año.