IMAGEN DE LA SEMANA

Una danza orgiástica

Sátiro Danzante

Sátiro Danzante

© FOTO: MASSIMO SAMBUCETTI / AP PHOTO / GTRES

El pesquero Capitan Ciccio encontró la pierna izquierda de esta escultura de bronce en la primavera de 1997, mientras faenaba por el canal de Sicilia. En julio se exploró el fondo marino, pero sólo aparecieron algunos objetos metálicos anómalos. El Capitan Ciccio, de la flota pesquera de Mazara del Vallo, recuperó el resto de la escultura, o gran parte de ella, durante una noche de marzo de 1998, un año después del primer hallazgo. Los marineros se maravillaron al vislumbrar unos ojos de alabastro blanco entre la red de pesca e inmediatamente después se enfurecieron al perder un brazo durante el levantamiento de la estatua. El Instituto Central de Restauración, en Roma, se ocupó de reparar la pieza, que había permanecido más de 2.000 años sumergida, probablemente como consecuencia de un naufragio. El Sátiro Danzante es una escultura griega que ha sido fechada en torno al siglo IV a.C. y que ha sido atribuida a la escuela del gran Praxíteles. Representa a un sátiro, uno de los alegres y lujuriosos acompañantes de Dioniso, mientras realiza una danza orgiástica. Tiene las orejas puntiagudas, la boca entreabierta y la cabeza flexionada en un movimiento antinatural, de puro delirio, mientras efectúa un baile desenfrenado. La estatua se exhibe actualmente en el Museo del Sátiro de Mazara del Vallo.