Egipto

Un templo de Nectanebo I sale a la luz en Heliópolis

Apenas se conservan vestigios de la antigua Heliópolis, situada al noreste de la actual ciudad de El Cairo y que reunió a "los más eruditos y letrados de Egipto"

1 / 2

1 / 2

Heliópolis

Heliópolis

Uno de los bloques de basalto con inscripciones jeroglíficas que ha sido descubierto recientemente en el barrio de Matariya.

© EGYPTIAN MUSEUM GEORG STEINDORFF, UNIVERSITY OF LEIPZIG

2 / 2

Heliópolis

Heliópolis

Fragmento de una estatua arrodillada del rey Merenptah.

© EGYPTIAN MUSEUM GEORG STEINDORFF, UNIVERSITY OF LEIPZIG

22 de abril de 2015

En Los nueve libros de la Historia, el griego Heródoto describe a los sacerdotes de Heliópolis como los más eruditos y letrados de Egipto. Situada al noreste de la actual ciudad de El Cairo, la Ciudad del Sol acogió un templo para rendir culto a Atum-Ra, pero sólo ha sobrevivido un obelisco de Sesostris I, erigido hoy en el barrio de Matariya. A finales del pasado mes de marzo, un equipo arqueológico germano-egipcio excavó en este barrio unos bloques de basalto con inscripciones jeroglíficas que constituyen un descubrimiento muy importante, según el ministro El-Damaty, porque por primera se ha localizado una estructura religiosa en el emplazamiento del antiguo templo. 

Una estatua arrodillada de Merenptah

Los primeros bloques que han salido a la luz forman parte de un templo construido por Nectanebo I, quien reinó a comienzos del siglo IV a.C., en un período de exaltación nacionalista pero poco antes de la conquista de Egipto por Alejandro Magno. Los bloques pertenencen al basamento del edificio y están decorados con dioses del Nilo de diferentes nomos de Egipto. Los jeroglíficos mencionan la construcción de monumentos en Heliópolis y prometen fuerza, salud y victorias al rey, explica Dietrich Raue, el codirector de las excavaciones, a Historia National Geographic. Las máquinas perforadoras revelan unos diez metros de estratos arqueológicos, los más antiguos fechados en el IV milenio a.C., añade Raue. Por otro lado, también se han hallado los restos de una enorme estatua arrodillada con el cartucho del rey Merenptah en el hombro derecho. Las excavaciones proseguirán en septiembre.