Egipto

Un manuscrito para invocar al Baktiotha

Códice de Macquarie

Códice de Macquarie

© EFFY ALEXAKIS / MACQUARIE UNIVERSITY ANCIENT CULTURES RESEARCH CENTRE

Unos investigadores traducen al inglés un códice en copto que incluye una invocación a una entidad supracósmica, además de conjuros y remedios para las enfermedades

Malcolm Choat e Iain Gardner, investigadores de la Universidad de Macquarie y la Universidad de Sídney respectivamente, han traducido al inglés un códice en copto, escrito en el siglo VII u VIII d.C., que empieza con una invocación a una figura sobrenatural llamada Baktiotha y que incluye conjuros para enamorar a una persona o triunfar en los negocios, medios para exorcizar los malos espíritus y curas contra ciertas enfermedades. La lengua copta constituye la última fase del idioma egipcio antiguo, expresado ya con letras del alfabeto griego más seis o siete caracteres de la escritura demótica. El contenido del libro, A Coptic Handbook of Ritual Power, que no ha sido traducido al español, está más relacionado con el cristianismo que con el Antiguo Egipto, pero fusiona ambas tradiciones, explica Choat a Historia National Geographic. La persona que lo escribió, no sabemos quién, recopiló una amplia variedad de textos rituales de diferentes tradiciones, añade.

Cómo curar la ictericia

La figura del Baktiotha sólo aparece en otros dos textos de carácter mágico, similares al códice de Macquarie, que así es como se llama el manuscrito original, adquirido en 1981 a Michael Fackelmann, un comerciante de antigüedades vienés. Desconocemos la identidad exacta del Baktiotha, pero se trata de una figura extramadamente poderosa. Para Gardner se trata de un importante poder cósmico o supracósmico, observa Choat. La invocación a esta entidad misteriosa ocupa las once primeras páginas del manuscrito. A continuación se describen 27 hechizos para conquistar, dominar o curar. Para despertar deseos amorosos en otra persona hay que pronunciar un hechizo mientras se bebe una copa de vino, al poseído se le recomienda exorcizar sus demonios con una aplicación de aceite de linaza, el enfermo de ictericia negra debe beber un compuesto de comino negro, pimienta y vino, y aquel aquejado de ictericia amarilla debe mezclar agua lechosa con ajenjo, hervir el resultado y beberlo.