Oxford

Un hallazgo sensacional

El Museo Ashmolean de Oxford presenta una exposición sobre el descubrimiento de la tumba de Tutankhamón, un hallazgo que causó gran sensación en todo el mundo

21 de julio de 2014

En 1922, tras varios años de infructuosas excavaciones en la antigua Tebas, Lord Carnarvon ya no podía sufragar los gastos de las mismas y decidió concluir los trabajos. Howard Carter (1874-1939), un hábil dibujante convertido en un experimentado arqueólogo, le convenció para llevar a cabo una última campaña de excavaciones. En noviembre de ese mismo año descubrió la magnífica tumba de un tal Tutankhamón, un acontecimiento cubierto en exclusiva por The Times of London que causó una gran sensación en todo el mundo. A lo largo de la década de los años veinte se desató una auténtica Tutmanía. El rey niño, antes ignorado, fue celebrado en el cine, en la publicidad, en la música popular, en la moda y en el diseño. 

Material nunca antes expuesto

La exposición Descubriendo a Tutankhamón, en el Museo Ashmolean de Oxford del 24 de julio al 2 de noviembre, reúne objetos, fotografías y material de archivo de importantes colecciones que rememoran la historia del hallazgo de la tumba y el minucioso registro de su contenido; también se presentan las investigaciones que continúan iluminando al faraón y a su mundo. Se exhiben las emblemáticas fotografías de Harry Burton, los diarios manuscritos de Carter y los bocetos y documentos escritos entre 1922 y 1932 que constituyen el inventario de la tumba. Gran parte de este material no ha sido expuesto hasta la fecha. Las piezas arqueológicas más destacables proceden del período amarniense (entre los años 1350 y 1330 a.C. aproximadamente), es decir, de la época en que reinó Tutankhamón. El apartado dedicado a la Tutmanía incluye objetos de los años veinte y en adelante: joyería, moda, artes decorativas y carteles publicitarios.

Outbrain