Un hallazgo estremecedor entre las ruinas de Shimao, China

Un equipo de arqueólogos chinos ha hallado más de 80 cráneos de féminas que fueron decapitadas como parte de un ritual, en el asentamiento neolítico de Shimao

1 / 2

1 / 2

Ruinas de Shimao

Ruinas de Shimao

Dos arqueólogos excavan una fosa en la que han aparecido decenas de cráneos pertenecientes a mujeres jóvenes que fueron decapitadas probablemente como parte de una ceremonia o ritual asociado a la construcción de los muros de la ciudad.

© SUN ZHOUYONG / SHAANXI PROVINCIAL INSTITUTE OF ARCHAEOLOGY

2 / 2

Ruinas de Shimao

Ruinas de Shimao

Los cráneos, que presentan marcas infligidas durante los sacrificios, fueron cuidadosamente depositados en el interior de las fosas, separados del resto del cuerpo. 

© SUN ZHOUYONG / SHAANXI PROVINCIAL INSTITUTE OF ARCHAEOLOGY

30 de enero de 2014

Descubren el caso de decapitación más antiguo de América

Más información

Descubren el caso de decapitación más antiguo de América

Las ruinas del asentamiento neolítico de Shimao, formadas por robustas paredes de piedra, están situadas en la provincia de Shaanxi, al norte de China, donde se cruzan dos afluentes del río Amarillo y a unos diez kilómetros de distancia de una sección de la Gran Muralla. Fueron descubiertas en 1976 e inspeccionadas en 2011, pero las excavaciones arqueológicas no comenzaron hasta el año siguiente. Los investigadores, dirigidos por Sun Zhouyong, del Instituto Provincial de Arqueología de Shaanxi, han determinado que se trata del mayor sitio prehistórico descubierto hasta la fecha en China, según han informado recientemente en un comunicado. Esta enorme ciudad de piedra -que se remonta al año 2000 a.C., esto es, a finales del neolítico y comienzos de la dinastía Xia, la primera del país- ha sido aclamada como el mayor descubrimiento realizado en el país en los últimos años.

El sitio arqueológico de Shimao cubre un área de unas 400 hectáreas (la Ciudad Prohibida de Pekín, en el centro de la ciudad, ocupa unas 72 hectáreas) y consta de tres recintos diferenciados: la plataforma de la ciudad imperial, la ciudad interior y la ciudad exterior. La plataforma, conocida como Huang Cheng Tai, tiene forma piramidal y está ubicada en el centro de la ciudad, ceñida por un muro circundante de más de diez pisos de altura. Acogía la zona palaciega y ceremonial y contenía numerosos enterramientos y piezas que incluyen figuras de piedra tallada.

En las superficies interiores del muro que delimita con el centro urbano se han hallado pinturas murales con motivos geométricos en rojo, amarillo, negro y naranja. La ciudad interior estaba colmada de estructuras residenciales, cementerios y talleres. La ciudad exterior estaba reforzada con imponentes muros que son un reflejo de la inestabilidad política y la violencia que se vivió en la época.

Los arqueólogos han realizado un descubrimiento estremecedor en dos fosas situadas bajo la puerta de entrada al recinto. Han aparecido más de 80 cráneos pertenecientes a mujeres jóvenes que fueron decapitadas probablemente como parte de una ceremonia o ritual asociado a la construcción de los muros de la ciudad. Los cráneos, que presentan marcas infligidas durante los sacrificios, fueron cuidadosamente depositados en el interior de las fosas, separados del resto del cuerpo.