Europa Antigua

Un ejército masacrado en un lago de Dinamarca

En el fondo del pantano de Alken han aparecido los restos de unos doscientos guerreros con sus armas, posiblemente sacrificados

1 / 1

1 / 1

1028 Alken Enge. La búsqueda de un ejército desaparecido

La búsqueda de un ejército desaparecido

Entre el barro del fondo del lago de Alken, un arqueólogo excava restos de huesos y de armas del ejército germánico allí exterminado.

Aarhus University / Skanderborg Museum

En el fondo del pantano de Alken han aparecido los restos de unos doscientos guerreros con sus armas, posiblemente sacrificados

Arqueólogos daneses han descubierto en el pantano de Alken, cerca de la localidad de Aarhus, en Dinamarca, los restos de doscientos guerreros germánicos que, al parecer, fueron sacrificados hace dos mil años y arrojados al lago de Alken junto con sus armas: típicas hachas de hierro germánicas, lanzas y palos de madera. El análisis de los restos óseos ha detectado marcas transversales, lo que según los antropólogos forenses es indicativo de una muerte violenta. También se ha podido obtener ADN de algunos huesos, hecho que permitirá determinar la procedencia de los caídos.

Sacrificios rituales

Los arqueólogos están prácticamente seguros de que los restos de Alken corresponden a un sacrificio ritual relacionado con la guerra. Aunque no pueden precisar en qué consistía exactamente la ceremonia, queda claro que los vencidos eran ejecutados y arrojados al lago. En los alrededores se han descubierto, asimismo, cerámicas, cráneos de cabra hendidos y otros objetos que hacen pensar a los arqueólogos que todo el valle era un área religiosa. Según Mads Holst, el investigador de la Universidad de Aarhus que dirige las excavaciones, los descubrimientos que se han realizado en el lugar podrían proporcionar información sobre las prácticas militares y religiosas de las antiguas tribus germánicas que vivían en los límites del Imperio romano.