Turquía

Un dios desconocido aparece en Turquía

Aparece representado en un monolito de época romana y según los investigadores podría tratarse de un dios de la fertilidad

1 / 3

1 / 3

Gazantiep. Gaziantep

Gaziantep

En el sitio arqueológico donde ha sido hallada la estela se levantaba antiguamente un templo dedicado a Júpiter Doliqueno.

© WESTFÄLISCHE WILHELMS-UNIVERSITÄT MÜNSTER

2 / 3

Gazantiep. Gaziantep

Gaziantep

El monolito, de un metro y medio de altura, fue utilizado para reforzar el muro de un monasterio cristiano construido a principios de la Edad Media.

© WESTFÄLISCHE WILHELMS-UNIVERSITÄT MÜNSTER

3 / 3

Gazantiep. Gaziantep

Gaziantep

La estela de basalto muestra a una deidad creciendo de un cáliz de hojas, flanqueada por un cuerno alargado y un árbol. 

© WESTFÄLISCHE WILHELMS-UNIVERSITÄT MÜNSTER

Aparece representado en un monolito de época romana y según los investigadores podría tratarse de un dios de la fertilidad

Un equipo de arqueólogos de la Universidad de Münster (Alemania) ha hallado en Turquía una estela de basalto con un relieve de época romana que representa a un dios desonocido, según informa la misma universidad en un comunicado. El monolito, de un metro y medio de altura, fue utilizado para reforzar el muro de un monasterio cristiano construido a principios de la Edad Media junto a la ciudad de Gaziantep, al sur de Turquía. En el mismo emplazamiento se levantaba antiguamente un templo dedicado a Júpiter Doliqueno, un dios romano con rasgos orientales y occidentales que se convirtió en una de las deidades más importantes del Imperio romano en el siglo II d.C. La estela de basalto muestra a una deidad creciendo de un cáliz de hojas. Su tallo alargado emerge de un cono ornamentado con símbolos astrales. En los laterales crecen un cuerno alargado y un árbol que la deidad agarra con su mano derecha. Los elementos sugieren que se trata de un dios de la fertilidad, sostiene el arqueólogo Michael Blömer. La figura contiene detalles iconográficos sorprendentes, como por ejemplo la composición de la barba o la posición de los brazos, que la relacionan con representaciones de la Edad de Hierro, concretamente de comienzos del primer milenio antes de Cristo. La estela aporta información sobre la subsistencia de las antiguas tradiciones orientales en una época que va desde la Edad de Hierro hasta la era de los romanos, afirma Engelbert Winter, el director de las excavaciones. 

Turquía está deparando últimamente unos hallazgos asombrosos. El diario Hurriyet Daily News anunció recientemente el descubrimiento de unos objetos de época micénica, de unos 3.500 años de antigüedad, en Bodrum, al suroeste de Turquía. Las excavaciones, a cargo del Museo de Arqueología Subacuática de Bodrum, han sacado a la luz 49 piezas, además de esqueletos que están siendo examinados por los antropólogos. Por otro lado, en el sitio arqueológico de Kibyra, al suroeste de Turquía, han aparecido los restos de un juego de época romana de más de 1.800 años de antigüedad. No tenemos mucha información sobre este juego, pero creemos que participaban dos personas dentro de unos cuadrados y se jugaba con dados, explica el investigador Ünal Demirer, según recoge Hurriyet Daily News