IMAGEN DE LA SEMANA

Un baño público romano

Termas romanas de Bath

Termas romanas de Bath

© FOTO: TERRY TANG / AP PHOTO / GTRES

27 de julio de 2015

En esta imagen de 2014 aparece el Gran Baño de las termas romanas de Bath, al suroeste de Inglaterra. Esta estancia de los antiguos baños públicos ha soportado diferentes modificaciones a lo largo de los siglos, pero aún conserva su esencia romana. El agua se calienta por debajo de la corteza terrestre y brota a través de un manantial que fue sagrado para los celtas, quienes construyeron un santuario en este lugar. En el siglo I d.C., durante la ocupación romana, el asentamiento pasó a llamarse Aquae Sulis, en honor a Sulis, una deidad céltica asociada a las fuentes termales, que fue identificada con la diosa Minerva. En el siglo VI, los sajones arrebataron la ciudad de Bath a los romanos y las termas fueron destruidas. Los baños se reconstruyeron siglos después, cuando sus aguas curativas fueron apreciadas de nuevo. En la imagen se puede percibir el agua vaporosa por el calor que desprende y verdosa por las algas que se forman en su interior al recibir la luz del sol. En época romana no presentaba este color, pues una cúpula cubría el recinto, sostenida por seis pilares de los que sólo se conservan sus pedestales. En las noches de verano se encienden las antorchas que reposan sobre las columnas neoclásicas, creando una atmósfera sugestiva.