La tumba de Ulf el Gallego, un vikingo que atacó Galicia, podría haber sido descubierta

Un arqueólogo danés considera que los hallazgos realizados en el interior de una tumba vikinga, entre ellos una espada y los aparejos de un caballo, casan perfectamente con Ulf el Gallego

1 / 4

1 / 4

tumbavikinga1. Sitio arqueológico

Sitio arqueológico

El sitio arqueológico está situado junto a una carretera. En el suelo aún se conservan las marcas de la estructura de madera que cubría la tumba.

Foto: Bjarne Henning Nielsen

2 / 4

tumbavikinga2. Espada vikinga

Espada vikinga

Durante la reexcavación de la tumba apareció una pieza de diez centímetros de la espada del guerrero vikingo, lo que demuestra que la espada medía más de noventa centímetros de largo.

Foto: Bjarne Henning Nielsen

3 / 4

tumbavikinga3. Plano arqueológico

Plano arqueológico

Plano general del sitio arqueológico. A130 es la tumba del guerrero vikingo y el resto, en rojo, probablemente son tumbas de miembros de su familia, algunos de alto rango y otros sirvientes.

Imagen: Bjarne Henning Nielsen

4 / 4

Dinamarca y Galicia

Dinamarca y Galicia

Ulf el Gallego, conocido en danés como Ulv Galiciefarer, atacó y saqueó Galicia en el siglo XI, durante el reinado de Bermudo III de León (1028-1037) o de Fernado I de León (1037-1065).

Imagen: Google Maps

Alec Forssmann

19 de enero de 2017

El MARQ de Alicante presenta una exposición inédita sobre los vikingos

Más información

Los vikingos atacaron la península Ibérica

El arqueólogo danés Bjarne Henning Nielsen, conservador del Museo Vesthimmerlands, en Jutlandia Septentrional, está convencido de que ha localizado la tumba de Ulf el Gallego, conocido en danés como Ulv Galiciefarer, un caudillo vikingo que atacó y saqueó Galicia en el siglo XI, durante el reinado de Bermudo III de León (1028-1037) o de Fernado I de León (1037-1065). Ulf era de familia noble, pues fue el bisabuelo de Valdemar el Grande, el rey de Dinamarca entre 1157 y 1182. "La tumba formaba parte, con toda probabilidad, de unos terrenos que Valdemar el Grande heredó de su padre, quien a su vez los había heredado de sus antepasados, incluido Ulf el Gallego", explica Henning Nielsen a National Geographic. "Sé que todo esto es muy complicado, pero creo que tengo razón", asevera.

La tumba pertenece sin duda a un guerrero vikingo, pues en 1951 se excavó por primera vez debido a unas obras en una carretera y se encontraron varios objetos: una espada, dos estribos de cobre para cabalgar, otros aparejos para montar a caballo e incrustaciones de plata. La excavación se realizó de forma precipitada y la tumba se cubrió de nuevo con tierra hasta que fue redescubierta años después por el Museo Vesthimmerlands. Entonces se realizaron nuevos hallazgos, entre ellos 24 tumbas más, la mayor parte opulentas y también pertenecientes a la era vikinga.

3 detectoristas de metales hallan 7 brazaletes vikingos al sur de Dinamarca

Más información

Hallan una importante colección de oro vikingo al sur de Dinamarca

"Hemos descubierto que el guerrero vikingo fue enterrado en una estructura funeraria hecha de madera, junto con su espada, sus estribos, espuelas, aparejo y algunos huesos procedentes de las patas delanteras de un lechón. En la base de la tumba también se descubrió una pieza de la espada, con restos de la vaina, de unos diez centímetros de largo, lo que significa que el arma era más larga de lo que se creía", comenta el arqueólogo. "La cámara funeraria probablemente quedó oculta tiempo después bajo un túmulo y luego fue nivelada, construyéndose una especie de capilla: el difunto vikingo primero fue enterrado bajo un rito no cristiano, pero eso fue rectificado posteriormente. Por otro lado, la estructura de madera y una inscripción parcial en la espada indican una fecha algo posterior al año 1000", concluye.