La Torre de los Vientos de Atenas abre al público por primera vez en varias décadas

El interior del edificio ha permanecido cerrado durante la mayor parte de la historia moderna de Grecia y finalmente ha sido reabierto tras la finalización de los trabajos de restauración

1 / 4

1 / 4

torredelosvientos1. Torre de los Vientos

Torre de los Vientos

La Torre de los Vientos tras la finalización de las obras de conservación y restauración.

Foto: Ministry of Culture, Greece

2 / 4

torredelosvientos2. Para medir el tiempo y la dirección del viento

Para medir el tiempo y la dirección del viento

El edificio octogonal de mármol pentélico, de unos trece metros de altura, sirvió para medir el tiempo y para conocer la dirección del viento. Por su ubicación y altura, visible desde diferentes puntos del Ágora romana de Atenas, podría considerarse un antecedente de un campanario medieval o una torre de reloj.

Foto: Ministry of Culture, Greece

3 / 4

torredelosvientos3. En el interior había un reloj de agua

En el interior había un reloj de agua

El interior del edificio, donde antiguamente había una clepsidra o reloj de agua, ha permanecido cerrado durante la mayor parte de la historia moderna de Grecia.

Foto: Ministry of Culture, Greece

4 / 4

torredelosvientos4. Dioses del viento

Dioses del viento

La Torre de los Vientos en una imagen de junio de 2011. Cada viento aparece representado por su respectivo dios, perfectamente tallado en el mármol.

Foto: Petros Giannakouris / AP Photo / Gtres

El interior del edificio ha permanecido cerrado durante la mayor parte de la historia moderna de Grecia y finalmente ha sido reabierto tras la finalización de los trabajos de restauración

Más información

El Mecanismo de Antiquitera reúne el saber astronómico y astrológico de la época

Descifran el Mecanismo de Antiquitera, la computadora más antigua de la historia

La Torre de los Vientos, erigida en el centro de Atenas hace más de 2.000 años, ha sido abierta al público por primera vez en varias décadas, según informó ayer el Ministerio de Cultura de Grecia. El interior del edificio ha permanecido cerrado durante la mayor parte de la historia moderna de Grecia y ha sido reabierto recientemente tras la finalización de las obras de conservación y restauración.

El Reloj de Andrónico, como también se denomina este monumento, fue proyectado por Andrónico Cirreste en el siglo I a.C. El edificio octogonal de mármol pentélico, de unos trece metros de altura, sirvió para medir el tiempo y para conocer la dirección del viento. Por su ubicación y altura, visible desde diferentes puntos del Ágora romana de Atenas, podría considerarse un antecedente de un campanario medieval o una torre de reloj.

En cada una de las ocho paredes exteriores había un gnomon o varilla para medir el paso del tiempo que, como se puede apreciar en las imágenes, han sido restituidos. En el interior había una clepsidra o reloj de agua que indicaba las horas en los días nublados y durante la noche. Aún se conservan las cañerías por donde pasaba el agua. Por otro lado había una veleta en el tejado en perfecta correspondencia con las ocho paredes exteriores, pues cada una representaba un viento: el Bóreas (norte), el Kaikias (noreste), el Euro (este), el Apeliotes (sureste), el Noto (sur), el Lips (suroeste), el Céfiro (oeste) y el Escirón (noroeste). Cada viento aparece representado por su respectivo dios, perfectamente tallado en el mármol.