El Teatro Romano de Cádiz abre al público tras varios años de obras

Esta magnífica estructura romana, abandonada y reutilizada durante varios siglos, cuenta con un Centro de Interpretación que permite conocer su historia

1 / 7

1 / 7

teatroromanodecadiz2. Plataforma de madera

Plataforma de madera

Plataforma de madera para contemplar los restos arqueológicos.

Foto: Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía

2 / 7

teatroromano1. Vomitorio

Vomitorio

Uno de los vomitorios del Teatro Romano de Cádiz. Los vomitorios son las entradas abovedadas que dan acceso a la cávea o graderío.

Foto: Juan de Dios Borrego

3 / 7

teatroromano2. Centro de Interpretación

Centro de Interpretación

El Centro de Interpretación del Teatro Romano de Cádiz permite conocer su historia a través de maquetas, restos arqueológicos y otros elementos didácticos.

Foto: Juan de Dios Borrego

4 / 7

teatroromano3. Ventanales

Ventanales

Ventanales con vistas a los restos arqueológicos, situados en el Centro de Interpretación.

Foto: Juan de Dios Borrego

5 / 7

teatroromanodecadiz3. Restos arqueológicos

Restos arqueológicos

Restos arqueológicos hallados durante las excavaciones.

Foto: Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía

6 / 7

teatroromanodecadiz1. Galería abovedada

Galería abovedada

Galería abovedada del Teatro Romano de Cádiz.

Foto: Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía

7 / 7

teatroromano5. Vomitorio

Vomitorio

Uno de los vomitorios del Teatro Romano de Cádiz.

Foto: Juan de Dios Borrego

Esta magnífica estructura romana, abandonada y reutilizada durante varios siglos, cuenta con un Centro de Interpretación que permite conocer su historia

Desde finales de junio se puede visitar de nuevo el Teatro Romano de Cádiz tras la finalización de la tercera fase de las obras, que no es la definitiva, pero que al menos permite al público disfrutar de esta magnífica estructura, utilizada antiguamente para interpretar obras dramáticas y que fue abandonada a finales del siglo III d.C. El Centro de Interpretación del Teatro Romano de Cádiz permite conocer su historia a través de maquetas, restos arqueológicos y otros elementos didácticos. Desde este centro de recepción se puede acceder al propio teatro a través de uno de sus vomitorios, que son las entradas abovedadas que dan acceso a la cávea o graderío. Los trabajos arqueológicos han permitido recuperar una parte importante del graderío y de la orquesta. También se ha habilitado una plataforma para contemplar los restos arqueológicos y se ha instalado un sistema de iluminación.

El Teatro Romano de Cádiz fue abandonado a finales del siglo III d.C. y descubierto en 1980

El teatro romano de Gades fue construido en el siglo I a.C. bajo el mandato de Lucio Cornelio Balbo, conocido como Balbo el Menor y amigo de Julio César y de Augusto. Es uno de los teatros romanos más grandes y antiguos de la península Ibérica, con una capacidad de más de 10.000 espectadores, según la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía. Tras su abandono fue saqueado y su estructura posteriormente fue reutilizada para alojar almacenes, cuadras y viviendas, hasta que se descubrió en 1980 durante unas excavaciones arqueológicas destinadas a localizar la alcazaba medieval. El Teatro Romano de Cádiz surgió "dentro de los planes urbanísticos de una familia gaditana, los Balbo, en su intención de dotar a su ciudad de importantes edificios públicos, a imitación de su capital, Roma", según el arqueólogo Ángel Muñoz Vicente