Italia

Pompeya abre al público 6 nuevas 'domus'

Se trata de una noticia excelente, tras las últimas informaciones sobre la degradación y el abandono que sufre el yacimiento arqueológico

1 / 6

1 / 6

Pompeya

Pompeya

La Fullónica de Stephanus.

Foto: Soprintendenza Speciale per Pompei, Ercolano e Stabia

2 / 6

Pompeya

Pompeya

La Casa del Criptopórtico.

Foto: Soprintendenza Speciale per Pompei, Ercolano e Stabia

3 / 6

Pompeya

Pompeya

La Casa de Paquius Proculus.

Foto: Soprintendenza Speciale per Pompei, Ercolano e Stabia

4 / 6

Pompeya

Pompeya

La Casa del Sacerdos Amandus.

Foto: Soprintendenza Speciale per Pompei, Ercolano e Stabia

5 / 6

Pompeya

Pompeya

La Casa de Fabius Amandio.

Foto: Soprintendenza Speciale per Pompei, Ercolano e Stabia

6 / 6

Pompeya

Pompeya

La Casa del Efebo.

Foto: Soprintendenza Speciale per Pompei, Ercolano e Stabia

Se trata de una noticia excelente, tras las últimas informaciones sobre la degradación y el abandono que sufre el yacimiento arqueológico

La Superintendencia Arqueológica de Pompeya ha abierto al público seis domus recientemente restauradas: la Fullónica de Stephanus, la Casa del Criptopórtico, la Casa de Paquius Proculus, la Casa del Sacerdos Amandus, la Casa de Fabius Amandio y la Casa del Efebo, según anuncia el Ministerio de Cultura italiano, que de esta forma trata de poner fin a las últimas informaciones sobre la degradación y el abandono que sufre el yacimiento arqueológico.

La Fullónica de Stephanus salió a la luz entre 1912 y 1914. Una fullonica era un establecimiento dedicado a la lavandería y a la tintorería. La Fullónica de Stephanus era una antigua casa señorial que fue reestructurada para funcionar como lavandería después de la erupción del año 62, que dañó seriamente la ciuad pero no la arrasó por completo, como sí ocurrió con la erupción del año 79.

La Casa del Criptopórtico tenía un amplio jardín cuadrangular, un pórtico subterráneo (criptopórtico) con grandes ventanas y, sobre el mismo, una sala con vistas al jardín y cuatro ambientes termales. El ciclo pictórico de las alas del criptopórtico estaba inspirado en episodios de la Ilíada. En 1914, durante la excavación del jardín, aparecieron restos de víctimas de la erupción, probablemente los habitantes de la casa. El edificio sufrió daños durante los bombardeos de 1943 por parte de la aviación británica y norteamericana.

La Casa de Paquius Proculus, del siglo II a.C., se desarrolla en tres niveles. En el recibidor se conserva el célebre mosaico del perro atado con una cadena, además de símbolos militares como el escudo, la lanza y la labrys o hacha de doble filo. El pavimento del atrio, con motivos geométricos y animales de todo tipo, es uno de los más extensos y mejor conservados de Pompeya.

La Casa del Sacerdos Amandus alojaba el taller de un tabellarius, un constructor de tablillas de cera, un soporte de escritura portable y reutilizable. Fueron halladas en gran cantidad entre los escombros del edificio.

La Casa de Fabius Amandio era una casa pequeña, estrecha y alargada, típica de la clase media pompeyana. Tras la erupción del Vesubio fue visitada por los fossores, excavadores clandestinos que buscaron objetos de valor entre las ruinas.

Y, por último, la Casa del Efebo, una residencia suntuosa de la clase comercial pompeyana, decorada con gran fasto en paredes y pavimentos. Entre las piezas recuperadas cabe destacar el servicio de un banquete y una estatua en bronce de un Efebo, un adolescente, que ha dado nombre a la casa. En el elegante jardín hay una pérgola sostenida por cuatro columnas que protegía los bancos de un triclinio estival.