Perros atados con correas en unas escenas de caza de más de 8.000 años de antigüedad

Un estudio revela la evidencia más antigua de perros en la península arábiga a través de unas escenas de arte rupestre localizadas en el noroeste de Arabia Saudí

17 de noviembre de 2017

Un estudio publicado ayer en Journal of Anthropological Archaeology, y firmado por Maria Guagnin, Angela Perri y Michael Petraglia, revela la evidencia más antigua de perros en la península arábiga a través de unas escenas de arte rupestre localizadas en el noroeste de Arabia Saudí. Los paneles de arte rupestre investigados en dos sitios, en Shuwaymis y en Jubbah, representan estrategias de caza asistidas por perros en el VII, y posiblemente en el VIII, milenio a.C., es decir, hace más de 8.000 años, antes del Neolítico y de la difusión del pastoralismo. "Particularmente notable es la inclusión de correas en algunos perros, la evidencia conocida más antigua en la prehistoria. Las correas demuestran un mayor control sobre los perros de caza antes del comienzo del Neolítico y, además, que algunos perros desempeñaban diferentes tareas de caza que otros", afirman los autores, del Instituto Max Planck de Ciencia de la Historia Humana (Jena) y del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva (Leipzig).

Los perros representados recuerdan al Perro de Canaán, una raza de Oriente Medio

La comunidad científica está de acuerdo en que los perros fueron domesticados a partir de un antepasado del lobo (Canis lupus) antes de la aparición del proceso de producción alimentaria, pero no está claro cuándo ocurrió y dónde. En el sitio de Shuwaymis se han detectado representaciones de perros en 52 de un total de 273 paneles de arte rupestre y en Jubbah en 127 de un total de 1.131 paneles; al menos 156 perros representados en Shuwaymis, y 193 en Jubbah, pueden ser atribuidos al comienzo del Holoceno. Los investigadores aseguran que no son hienas ni lobos: "Todos los perros presentan unas características orejas erguidas, hocicos cortos, pechos muy angulosos y colas enroscadas, por lo que parecen ser del mismo tipo". Y añaden: "Aunque los perros representados evocan al moderno Perro de Canaán, sigue siendo incierto si fueron traídos a la península arábiga desde el Levante [Mediterráneo oriental] o si representan una domesticación independiente de perros a partir de los lobos arábigos".

Outbrain